Outsourcing y las consecuencias para los trabajadores

La tercerización como se conoce comúnmente en español, se ha visto implicada en casos que desfavorecen a los empleados, por ello el outsourcing y sus consecuencias en los trabajadores es un tema importante a tratar, ya que hasta sus derechos son vulnerados.

Ver artículo completo

Su término en inglés traduce al español tercerización, lo que se refiere a que una empresa contrata personal para ciertas actividades o para un proceso de producción con la finalidad de disminuir los costos, ya que normalmente estos empleados no se encuentran en la nómina, cobran por la prestación de sus servicios y listo, trae beneficios significativos en el patrimonio de la empresa, pero los trabajadores pueden verse perjudicados, recopilamos algunas de las consecuencias que más se originan, tomando como premisa principal la fuga de la subordinación.

Empresas encargadas de pagar la nómina

Cuando la compañía contrata con otra empresa para la prestación de este servicio, que de hecho suena un poco raro que existan empresas que se lucren solo por pagar pero que suele ser muy común, el trabajador puede encontrarse en un dilema ¿Quién es el patrono? ¿De quién recibo las ordenes o el que me paga mi salario? Son ciertas preguntas que suelen de realizarse, y cuando necesita reclamar por sus derechos o por la falta de pago, entonces no sabe a quién acudir, porque aparte de diluirse la figura de subordinación, la del patrono desaparece por completo.

Constituir corporativas

Que sucede, muchas empresas le dicen a sus trabajadores que vayan creando sus propias corporativas, el proceso seria que ellos renunciaran, crearan su corporativa y luego exista un contrato entre ambos negocios, pero muchos lo pintan color de rosa cuando no es así, los trabajadores salen perdiendo, ya no tienen derecho a nada de lo que establecía el contrato de trabajo sencillamente porque existe otro tipo de contrato y ahora los empleados deben pagar desde impuestos hasta maquinaria.

Las empresas pueden cometer fraude

Muchas legislaciones de diversos países tachan la tercerización de fraude por esta razón, y es que podría suceder que si la empresa con la que se subcontrata se encarga de actividades inherentes al ámbito laboral de la empresa principal, el fraude se hace presente, es en este caso donde los trabajadores también podrían salir muy mal parados.

Mientras los derechos de los empleados sean respetados y amparados, la tercerización es totalmente aceptable e incluso traería grandes beneficios en el mercado sin menoscabar a los más débiles, por ello es importante que tomes en cuenta estas consecuencias para que evites a toda costa cometerlas en tu empresa.

Artículos Relacionados