Fuentes de financiamiento para hacer crecer mi empresa

AFP Habitat
PARA TI, LA MAYOR
RENTABILIDAD
Y MENOR COMISIÓN SOBRE EL SUELDO

Existen tres fuentes de financiamiento empresarial que le pueden permitir crecer;  recursos propios, crédito de proveedores y tomar deudas. 

La primera fuente hace referencia a los aportes de capital de los socios, reinversión de las utilidades, ser cautelosos con los gastos;  este medio debe ser el pilar de una pequeña empresa en crecimiento; dado que contribuye a  fortalecer la situación patrimonial del negocio y la prepara para tener acceso a las otras fuentes de financiamiento.

Desarrollar una alianza con sus proveedores les permitirá obtener financiamiento de capital de trabajo, vía un mayor plazo para pagar sus facturas. Las recomendaciones son: i) trate a sus proveedores como quisiera que los traten sus clientes; ii) cumpla con la palabra empeñada; iii) siempre pague sus cuentas en los plazos establecidos; y iv) si no puede cumplir con lo ofrecido, avísele con tiempo y pida disculpas.

Inicie lo más temprano posible una relación con entidades financieras, sean bancos y micro-financieras. Elija no más de dos si es una pequeña empresa. Elegir significa evaluar qué banco, caja, entre otros, se acomoda mejor a mis necesidades actuales y futuras de acuerdo al tipo de negocio que tiene. Evalué la flexibilidad y costo de los productos financieros que su negocio necesita o demandará más adelante.

Cuando más rápido crece la empresa más recursos serán necesarios. Los recursos que hacen falta son infraestructura, personas y sobre todo dinero. Debe tener mucho cuidado y planificar el crecimiento de su proyecto. Asegúrese que tiene bajo control los costos y gastos, y que cuando el negocio se estabilice, podrá obtener un beneficio razonable por su inversión. Muchas veces resulta necesario tomarse un tiempo para consolidar lo avanzado antes de continuar creciendo.

Una empresa debe crecer en tanto no  pierda la capacidad de gestión y control de las variables claves del negocio. Es indispensable contar con las personas adecuadas que le ayuden a gestionar el emprendimiento. En una ocasión un empresario me dijo: “No puedo contratar a nadie porque el negocio no aguanta”; después de analizar su negocio, se dio cuenta que no podía seguir más con ese proyecto; dado que no era una empresa, sino un autoempleo; por tanto, estaba condenado a no crecer. ¿Cuál es la realidad de su negocio?.

Escrito por Walther Leandro Cruadros, coach del Sistema de Incubación de Empresas del CIDE-PUCP.

Articulos Relacionados

Sobre Pedro O 32237 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion