Refinanciar una deuda afecta la opción de nuevos créditos

Si una persona tiene una deuda a inicios de ser impagable, debe acercarse de inmediato a la entidad bancaria para realizar el salvador refinanciamiento.

Ver artículo completo

Las personas cuando solicitan un crédito, se proyectan a tener la capacidad de cancelarlo, pero por muchos motivos no logran hacerlo y caen en el problema de la deuda

Por ello, el economista Enrique Díaz, dice que se trata de una medida de salvación del banco hacia el cliente, ya que a la entidad bancaria no le conviene entregar dinero si se sabe que no va retornar. Pero optar por una refinanciación tiene riesgos que lo marcarían en el sistema financiero.

Debemos tener en cuenta que al hacer un refinanciamiento, se altera el historial crediticio del cliente, ya que se ha dejado de pagar la deuda en un tiempo determinado.

Si una persona tiene una deuda a inicios de ser impagable, debe acercarse de inmediato a la entidad bancaria para realizar el salvador refinanciamiento, ya que si deja pasar el tiempo, el banco toma una actitud más dura con el deudor.

Si no cancela la deuda, el cliente se convierte en una persona con calificación de “dudosa” o de “alto riesgo”, por lo que no solo el banco al cual está vinculado, sino otros bancos lo considerarán como un cliente riesgoso.

 Otro riesgo es el encarecimiento del crédito o la restricción a su acceso, y eso es una  dificultad que tarde o temprano le podrá costar caro cuando necesite financiar alto.

El economista Jorge Gonzales indica que el refinanciamiento es un respiro para el cliente pero deberá pagar mucho más porque no le queda otra alternativa. Indicó que la tasa de interés se eleva de acuerdo a la entidad bancaria, y dependiendo de la situación, la deuda puede terminar costando hasta 3 puntos porcentuales más del costo original.

Gonzales también indicó que optar por el refinanciamiento de la deuda, también afecta a la calificación del cliente, y eso originaría que para el resto del sistema financiero, el cliente sea una persona poco confiable. Y si quieres después sacar un crédito, ya costará más caro.

Finalmente es recomendable tener un pequeño ahorro, dicho monto le servirá como “colchón” frente a alguna emergencia, que lo pueda proteger para evitar caer en el refinanciamiento.

Hoy en día, muchas personas se dejan llevar por la emoción y adquieren deudas que después no pueden pagar, en otros casos no saben que hacer en este caso. ¿Haz tenido algún problema con tus créditos?. ¿Necesitas un refinanciamiento a tu deuda?.

Fuente: La Republica

Sobre Pedro O 28434 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Artículos Relacionados