Puntos claves para salir de deudas


En la actualidad, vemos cómo muchas personas se endeudan de distintas maneras. Hay casos muy severos, desde luego, pero aunque no lo sean tanto, desprendernos de nuestras deudas de corto plazo (por ejemplo tarjetas de crédito) es una de las decisiones financieras más sanas que podemos tomar. Recordemos que el

Ver artículo completo

Puntos claves para salir de deudasEn la actualidad, vemos cómo muchas personas se endeudan de distintas maneras. Hay casos muy severos, desde luego, pero aunque no lo sean tanto, desprendernos de nuestras deudas de corto plazo (por ejemplo tarjetas de crédito) es una de las decisiones financieras más sanas que podemos tomar.

Recordemos que el monto que estamos destinando al pago de nuestros créditos, es dinero que podríamos estar destinando al cumplimiento de otras metas financieras. Es decir, las deudas nos restan ingreso disponible. Aquí es importante hacer un alto en el camino y ponernos a reflexionar: ¿Qué haríamos si no tuviéramos estas deudas? ¿Qué otros objetivos de vidapodríamos realizar si tuviéramos todo ese ingreso extra disponible?

Ahora bien, como en cualquier otro aspecto de nuestras Finanzas Personales, salir de deudas no es difícil, aunque lleva tiempo. Pero sí requiere de una cierta planeación y de un método que debe aplicarse de forma muy disciplinada.

1. Reconocer y enfrentar el problema: Tenemos que reunir los últimos estados de cuenta de todas nuestras tarjetas de crédito y sumar los saldos para ver cuánto es nuestra deuda total. De esta manera, habremos calculado la dimensión del mismo y tendremos una fotografía completa de la situación en la que estamos metidos.

2. Esconder todas nuestras tarjetas: Nuestro objetivo fundamental es resolver nuestro adeudo. Por lo tanto, debemos evitar a toda costa seguir usando nuestras tarjetas y de esta manera, incrementarlo. No las portemos con nosotros y no las tengamos a la mano. Es mejor guardarlas en un lugar seguro, para evitar cualquier tentación, y acostumbrarnos a pagar todo en efectivo por el momento.

3. Preparar un plan de acción: Primero debemos escribir en un papel el monto total de los ingresos netos mensuales que recibimos (es decir, libres de impuestos). A continuación, nuestros gastos fijos: renta o pago de hipoteca, teléfono, gas, luz, escuelas, televisión por cable, etc. Ahora, tenemos que estimar nuestros demás gastos, basados en las notas que conservamos, como por ejemplo: supermercado, transporte, etc.

Con esto, podremos ver qué gastos podemos recortar (por ejemplo, televisión de paga, celulares o la línea telefónica de la casa, entre otras cosas, si nuestro problema es muy grave y necesitamos forzosamente cortar todo lo no indispensable para vivir). Debemos recordar que para poder salir lo más pronto posible de nuestro problema, debemos destinar la mayor cantidad de dinero posible en el pago de nuestras deudas.

Finalmente, uno debe restar sus gastos de sus ingresos para ver cuánto tenemos disponible para destinar a nuestros acreedores. Este monto debe ser suficiente para cubrir con el pago mínimo de todas nuestras tarjetas y un monto para hacer pagos adicionales. En caso contrario, queda muy claro que vivimos fuera de nuestras posibilidades, por lo que debemos remediar esta situación lo antes posible para evitar mayores problemas.

Fuente: Planeatusfinanzas.com

Articulos Relacionados

Sobre Pedro O 32356 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion