Las cosas que nadie te cuenta sobre los planes de pensiones


Sin duda que ahorrar para la jubilación equivale a contratar un plan de pensiones. Bancos, aseguradoras y demás entidades financieras se han encargado de forzar esa identificación entre producto y objetivo.

Ver artículo completo

Aquí sabrás cómo funciona y por qué el plan de pensiones no puede no ser el vehículo idóneo para ahorrar a largo plazo.

pensiones

Sin duda que ahorrar para la jubilación equivale a contratar un plan de pensiones. Bancos, aseguradoras y demás entidades financieras se han encargado de forzar esa identificación entre producto y objetivo.

Pero, debes saber que hay muchas cosas que no te contarán sobre cómo funciona y por qué puede no ser el vehículo idóneo para ahorrar a largo plazo. Y es que los planes de pensiones tienen sus secretos. Esto es lo que no cuenta la letra grande pero que sí puedes encontrar en la letra pequeña del plan y que se debe saber antes de contratarlo.

1. El dinero no está garantizado

Muchas personas piensan en el plan de pensiones como un producto garantizado donde se va depositando los ahorros para que crezcan y que puedan ser recuperados más adelante. Nada más lejos de la realidad. Rl plan de pensiones puede perder dinero sin importar la categoría en la que figure.

A fin de cuentas, un plan de pensiones es sólo la herramienta para comercializar un fondo de pensiones, que funciona de forma muy parecida a un fondo de inversión. Es decir, que invertirá los ahorros en diferentes activos tratando de conseguir una rentabilidad y unas veces acertará, pero otras no. El resultado es que llegado el momento del rescate los derechos consolidados pueden ser menores que el total de lo que se ha ahorrado durante años.

2. Comisiones ocultas que lastran la rentabilidad

En el plan de pensiones deben aparecer claramente reflejadas las comisiones que cobra, que además no podrán superar un máximo legal. Y es que existen comisiones y elementos que harán que la rentabilidad final del plan sea menor y que tienen que ver con la forma en la que éste invierte a través de su fondo de pensiones.

Y es que a fin de cuentas un fondo de pensiones se dedica a mover el dinero de los ahorradores entre diferentes productos, contratando distintos fondos o acudiendo a determinados mercados. Todos esos movimientos generan a su vez una serie de comisiones que el fondo de pensiones deberá pagar y que se restarán directamente del beneficio que ofrezca a sus partícipes.

Te puede interesar: La Renta Combinada, una nueva opción de pensión al jubilarse en las AFP

3. Condiciones leoninas para recuperar tu dinero

Si algo define a los planes de pensiones es que son un producto ilíquido, lo que significa que no se podrá recuperar el dinero en cualquier momento. La ley es muy estricta sobre los supuestos que deben darse para rescatar el plan de pensiones que son los siguientes:

Al jubilarse: es el más común y la forma más fácil de recuperar el dinero. Una vez que se jubile se podrá acudir al banco y solicitar que reintegren el dinero en la forma que se quiera, renta vitalicia o capital.

Por incapacidad laboral total y permanente: la invalidez total o permanente para desarrollar el trabajo habitual, la total para cualquier tipo de trabajo o la gran invalidez también permitirán rescatar el plan antes de tiempo. Eso sí, deberá estar determinada por la Seguridad Social, ya que de otra forma el banco denegará la solicitud.

Por enfermedad grave: en este caso también se tendrá que acreditar, con un certificado médico la dolencia que incapacita para realizar la actividad durante un periodo continuado mínimo de 3 meses y que requiera intervención clínica de cirugía mayor o cualquier otra lesión o sus secuelas permanentes que limiten la capacidad para trabajar.

Fallecimiento: curiosamente es una de las fórmulas más rápidas para recuperar el dinero. Si el partícipe del plan fallece, las personas que haya designado como beneficiarios o, en su defecto, los herederos legales, cobrarán el saldo acumulado.

Fuera de estos casos el dinero deberá permanecer en el plan de pensiones y no se podrá disponer de él aunque se necesite. Además, recuperar un plan no es como vender la participación en un fondo, que se puede hacer fácil y rápidamente.

Vía: preahorro.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Articulos Relacionados

Sobre Pedro O 32357 Artículos
Editor en Pymex desde 2014