Las compras típicas que solo hace “la gente pobre”

compras compulsivas

Aunque la pobreza es una situación económica, puede considerarse también como una mentalidad. Entonces, si eres de los que prefieren gastar en “el ahora” por satisfacción o placer, o porque “mereces darte gustos, porque trabajas mucho”, puedes ser parte de este grupo.

Generalmente a una persona se le considera pobre cuando el dinero se le va en gastos o cuando éstos superan sus ingresos y no le queda para desperdiciarlo en ocio o actividades del tiempo libre, por lo que no puede acceder a ciertas comodidades que mejoren su calidad de vida.

Sin embargo, uno puede estar equivocado si se piensa que es “pobre”, que los problemas financieros no tienen solución y que, “como no hay nada que hacer”, simplemente sea mejor por adoptar una filosofía de vida al estilo “es mejor disfrutar mientras se pueda”.

Cuestión de mentalidad

Pero, todo parece estar relacionado con la mente. Y es que cuando se hablade una “mentalidad de pobre” es porque se hace referencia a una persona que no sabe administrar de manera adecuada su dinero. Por eso, es preciso aprender a identificar cuáles son las diferencias entre ricos y pobres y así, descubrir si se va por un buen camino para volverse millonario o lograr su sueño de emprendimiento.

Te puede interesar: ¿Quieres aprender a controlar tus gastos?

De esto también parte si eres los que trabajan para hacer dinero o quienes hacen que el dinero trabaje para uno Si eres de los primeros, probablemente el dinero nunca te alcanza y gastas sin todavía haber recibido el salario. Por eso hay que darse cuenta que los comportamientos de un pobre se resumen en su mentalidad, pues son personas que se encierran en un su zona de confort y se consideran víctimas, por haber “nacido pobres”; es decir,  se quedan en el problema y no en la solución.

Entonces, si eres de quienes hacen este tipo de compras, puedes que seas “pobre”:

1. Vehículos

Esta debe ser una inversión que tiene que pensarse con la cabeza fría. Primero, porque es algo que se devalúa con los años y segundo, porque se puede llegar a traerle más gastos. Además, si se ha decidido invertir en un auto de segunda mano, tendría que invertirse mucho más en reparaciones que por la mala condición del mismo, pueden volverse constantes.

2. Celulares

Hay que ser inteligente cuando se gaste dinero en la compra de uno de estos aparatos: no buscar comprar el de última generación cuando ni siquiera se tiene el dinero o peor aún, cuando la capacidad de endeudamiento no lo permite. Mejor ahorrar y comprarlo cuando se pueda.

3. Ropa o accesorios de lujo

Mantener una buena imagen es bueno en tanto que los demás lo perciben de manera diferente y puede ser aceptado o no socialmente. Y es que lo que se ponga dice mucho de uno. Sin embargo, no hay que extralimitarse : no hay que llegar a aparentar lo que no es.

4. Comidas rápidas

Eso de comprarse una hamburguesa, una salchipapa, una empanada, etc., cualquier alimento que logre satisfacerlo momentáneamente, es dinero que se podría ahorrar. Y es que estos “gastos hormigas” genera cierta cantidad de dinero que mejor podría ahorrarse Y es que por preferir lo barato, es lo que usualmente hace un pobre: no tiene una alimentación saludable, mientras que un rico invierte en frutas y variedades de carnes porque sabe que lo mantendrá saludable.

 

Vía: finanzaspersonales.com.co
Foto: robot-at-cwe.eu

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Sobre Pedro O 27137 Artículos
Editor en Jefe de Pymex desde 2014

Artículos Relacionados