Las 6 peores decisiones que alguien puede tomar

La mayoría de lo que se aprende de finanzas personales y el dinero no se aprende en la escuela ni en los libros. La mayor parte se la aprende tomando malas decisiones y perdiendo grandes oportunidades.

Ver artículo completo

decisiones financieras

La mayoría de lo que se aprende de finanzas personales y el dinero no se aprende en la escuela ni en los libros. La mayor parte se la aprende tomando malas decisiones y perdiendo grandes oportunidades.

Sin embargo, para ahorrar algunos tropiezos ofrecemos una lista de las 6 peores decisiones que se debe evitar.

1. No tener una meta

Nunca se emprende un viaje sin un destino en mente, ¿verdad? Lo mismo se debe aplicar al dinero: se debe decidir qué se desea hacer con el dinero y recordar el objetivo Sea cual sea el objetivo, hay que escribirlo, imaginarlo y compartirlo con un ser querido. Hay que tener en cuenta que el objetivo no es el dinero, sino lo que se va a lograr con él.

Te puede interesar: Los 7 pecados de las finanzas personales

2. No tener un plan de gastos

El seguimiento y la categorización de los gastos con un presupuesto es la herramienta más grande que se tiene para cumplir los objetivos relacionados con el dinero. Así que se debe establecer un presupuesto que incluya lo que se estima gastar en entretenimiento, comida, vivienda, etc., frente a lo que se gasta realmente permite ajustar con precisión tus finanzas personales y encontrar lugares para ahorrar.

3. Basar la autoestima en las posesiones

Esta no solamente es una de las peores decisiones financieras, también es de las más tontas. Parece que el éxito se mide por el auto de lujo, la casa grande o la ropa de marca, pero nada más lejos de la realidad. No hay nada malo con tener cosas agradables, pero el intento de derivar la autoestima a las posesiones materiales es erróneo por dos razones: es caro y no funciona.

4. Hacer lo que hacen los demás

Cuando se trata de la toma de decisiones financieras, es común dejarnos influenciar por otras personas y lo que éstas hacen, pero Warren Buffet, uno de los hombres más ricos del mundo, nos dice: “Sé temeroso cuando otros son codiciosos; sé codicioso cuando otros son temerosos”. Así que para tomar decisiones de dinero inteligentes, lo mejor es conocer el mercado, trabajar en mejorar la educación financiera y así reconocer lo que es mejor para uno en vez de seguir el rebaño.

5. El pago de interés para comprar cosas que caen en valor

Sólo hay dos situaciones en las que el pago de intereses tiene sentido. La primera es cuando la compra sube de valor a una tasa mayor que la tasa de interés que pagas para financiarlo. La otra es cuando se puede ganar más dinero de lo que estás pagando en intereses. Es obvio que hay momentos en los que no tiene más remedio que pedir prestado. La clave es que se hagan los cálculos para evaluar cuándo vale la pena el financiamiento.

6. No proteger el buen crédito

El crédito es como muchas cosas en la vida: simple de meter la pata, difícil de arreglar. Y a pesar de que en este momento puedes pensar que no importa, algún día puede importar. Pero si ya se ha ensuciado el crédito, se deben tomar los pasos necesarios para solucionarlo. Hay que ver la forma de :

  • Cómo construir buen crédito con las tarjetas de crédito.
  • Cómo sacarle el máximo provecho a tu crédito.
  • Cómo mantener un excelente historial de crédito.

Vía: respaldofinanciero.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Sobre Pedro O 28472 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Artículos Relacionados