Finanzas: Invierte bien tu dinero

Por lo general, una vez que hemos ahorrado suficiente dinero, probablemente haya llegado el momento de empezar a invertir, es decir, de emplear el dinero ahorrado en algún vehículo o instrumento de inversión que nos permita hacerlo crecer.

Si te encuentras en esta situación, te presentamos a continuación una pequeña guía que te mostrará paso por paso la forma correcta de empezar a invertir tu dinero: Prepararse para invertir: El primer paso consiste en prepararte para invertir, lo cual no significa que tengas que convertirte en un inversionista profesional, sino que simplemente te familiarices con algunos términos financieros relacionados con las…

Ver artículo completo

Por lo general, una vez que hemos ahorrado suficiente dinero, probablemente haya llegado el momento de empezar a invertir, es decir, de emplear el dinero ahorrado en algún vehículo o instrumento de inversión que nos permita hacerlo crecer.

Si te encuentras en esta situación, te presentamos a continuación una pequeña guía que te mostrará paso por paso la forma correcta de empezar a invertir tu dinero:

Prepararse para invertir: El primer paso consiste en prepararte para invertir, lo cual no significa que tengas que convertirte en un inversionista profesional, sino que simplemente te familiarices con algunos términos financieros relacionados con las inversiones tales como rentabilidad, manejo de riesgo, diversificación, etc. Asimismo, en caso de que todavía no hayas decidido dónde invertir tu dinero, es recomendable que te familiarices con algunos de los vehículos, instrumentos o alternativas de inversión existentes tales como negocios, bienes raíces, acciones, fondos de inversión, etc.

Hallar una oportunidad para invertir: El siguiente paso consiste en hallar una oportunidad para invertir. Para ello, debes estar atento a los cambios del mercado, a las nuevas tendencias, a la aparición de nuevas necesidades, a los cambios en la economía, debes investigar el mercado, buscar y entrevistar contactos, etc. Mientras mayor haya sido tu preparación en el tema de las inversiones, mejor preparado estarás para poder identificar oportunidades.

Recopilar información: Debes recopilar información sobre sus características, su potencial de rentabilidad o rentabilidad ofrecida, las características de su mercado, las proyecciones de su mercado, la situación del dueño del activo (en caso de haber uno), etc. Un consejo en este punto es que procures recopilar toda la información que puedas sobre la posible inversión, pero sin llegar a extremo de querer llegar a saber todo sobre ésta.

Analizar oportunidad de inversión: Al analizar una inversión, debes determinar con la mayor exactitud posible su rentabilidad, su rendimiento, su periodo de recuperación del capital y su riesgo, y, de ese modo, saber si la inversión es realmente una oportunidad. Un consejo en este punto es que no tomes demasiado tiempo en analizar una posible inversión, tratando de prever todas las posibilidades, pues podrías caer en lo que se conoce como “parálisis por análisis”, y llegar a dejar pasar la oportunidad.

Invertir: Si el capital con el que cuentas no te es suficiente para aprovechar la oportunidad, podrías buscar un inversionista o un socio que quiera invertir contigo. O, en todo caso, buscar financiamiento y solicitar un préstamo al banco o a alguna entidad financiera, o a familiares o amigos; pero siempre asegurándote de que serás capaz de pagar la deuda oportunamente.

Continuar invirtiendo: Finalmente, el dinero ganado producto de tu inversión, debes reinvertirlo y así aumentar tus ganancias, y/o utilizarlo para adquirir nuevas inversiones. Un consejo en este punto es que diversifiques, es decir, que no inviertas todo tu dinero en una sola inversión, sino que lo distribuyas en diferentes inversiones, con el fin de minimizar el riesgo. Si concentras todo tu dinero en una sola inversión, corres el riesgo que dicha inversión obtenga malos resultados y pierdas todo tu dinero o gran parte de éste, en cambio, si diversificas, para que llegues a perder tu dinero, varias de tus inversiones tendrían que tener malos resultados al mismo tiempo.

Fuente: Crece Negocios.com

Articulos Relacionados