Finanzas: Cómo salir de las deudas

Hoy en día, debido a las facilidades que hoy en día existen para acceder a créditos personales, así como a una tendencia cada vez mayor por el consumo, hoy en día, las deudas son un problema que aqueja a muchas personas.

Si en estos momentos te encuentras con muchas “deudas malas”, y la situación te resulta insostenible, te presentamos a continuación algunos consejos que te ayudarán a reducir tus deudas o a salir de éstas: Tranquilizarse: Llegar a acumular altas deudas puede significar para muchas personas una situación agobiante y estresante; sin embargo, para poder salir de deudas el primer…

Ver artículo completo

Hoy en día, debido a las facilidades que hoy en día existen para acceder a créditos personales, así como a una tendencia cada vez mayor por el consumo, hoy en día, las deudas son un problema que aqueja a muchas personas.

Si en estos momentos te encuentras con muchas “deudas malas”, y la situación te resulta insostenible, te presentamos a continuación algunos consejos que te ayudarán a reducir tus deudas o a salir de éstas:

Tranquilizarse: Llegar a acumular altas deudas puede significar para muchas personas una situación agobiante y estresante; sin embargo, para poder salir de deudas el primer requisito es tranquilizarse. Para ello, debes ponerte en el peor de los casos, es decir, pensar en qué es lo peor que podría pasar, y saber que pase lo que pase siempre tendrás un lugar donde vivir o, al menos, saber que por deudas nunca irás a la cárcel. Sólo con tranquilidad es posible tener la claridad necesaria para pensar en cómo reducir las deudas; por tanto, en vez de preocuparte por tus deudas, debes ponerte a idear un plan para salir de éstas, y ponerlo en práctica inmediatamente.

Dejar de seguir adquiriendo más deudas: Si quieres reducir y salir de tus deudas, debes dejar de seguir cavando hondo, es decir, debes dejar de seguir adquiriendo más deudas. Debes resistir la tentación de adquirir más deudas para consumo, y adquirir la costumbre de comprar al contado y no al crédito, debes aprender a comprar después de obtener el dinero, y no comprar y luego obtenerlo. Si en algún momento no tienes suficiente dinero como para comprar algo, simplemente no debes hacerlo, a menos que se trate de un caso de emergencia.

Controlar el uso de tarjetas de crédito: Debido a su facilidad de uso y a las altas tasas de interés que cobran, las tarjetas de crédito probablemente sean la principal causa del problema de las deudas que aqueja a miles de personas hoy en día. Por lo que si quieres reducir o salir de tus deudas, otro consejo importante es que aprendas a controlar el uso de tus tarjetas de crédito. Lo cual implica tener consciencia de que las tarjetas de crédito deben ser utilizadas sólo en casos de emergencia o para salir de algún apuro, y no para ser cargadas como comida, ropa o entretenimiento.

Conseguir un préstamo de consolidación: Una forma efectiva de reducir tus deudas es acercándote al banco o a cualquier entidad financiera que ofrezca este servicio, y solicitar un préstamo de consolidación de deudas. Un préstamo de consolidación de deudas es un préstamo sobre el valor de tu vivienda, generalmente, a una tasa de interés baja y por un periodo de tiempo largo, con el cual puedes pagar todas tus demás deudas, a través de un solo pago mensual. Este préstamo de consolidación te permite reducir tus deudas, ya que te permite pagar una tasa de interés menor a las tasas de interés de tus demás deudas, y además te permite disminuir las cuotas mensuales, ya que te permite extender el plazo de la deuda.

Fuente: Crece Negocios.com

Articulos Relacionados