¡Cuidado! La falta de liquidez puede arruinar tu negocio

falta-de-liquidez

Seguramente has escuchado que los primeros meses de un emprendimiento suelen ser muy difíciles, los clientes no llegan y el dinero nunca aparece. Hay quienes declinan en su intento, y perjuran contra el destino atroz que tienen, preferirían tener un trabajo seguro y que page cada fin de mesa a tiempo, y no estar supeditado a los cambios dramáticos que afronta un negocio. La falta de liquidez es, en suma, el principal problema que lleva a muchos emprendedores a abandonar sus sueños. No en vano, muchos gurús de los negocios indican que la mejor manera de iniciar un emprendimiento es contando con la suficiente liquidez como para superar los 6 meses o el año iniciales.

Si quieres evitar problemas de liquidez en tu futuro emprendimiento, echa mano de estas recomendaciones:

  • Todo requiere de paciencia, en especial el conseguir clientes. No porque abras un negocio, inmediatamente te caerán clientes. Hay que saber tratarlos, los clientes valoran la confianza por encima de cualquier otra cualidad propia del negocio.
  • Cuando realices tu presupuesto inicial, no lo hagas bajo una perspectiva netamente optimista. Aunque suene un poco duro, tenemos que ponernos en el escenario más negativo posible. Los imponderables están a la orden del día.
  • Elabora un calendario para verificar si tus metas económicas se van cumpliendo. Así cada 3 meses, por ejemplo, podrás afinar sobre la marcha algunos inconvenientes que pudieron escapar de tu plan de negocios. Modificar los precios, publicitar más, o inclusive, realizar cambios en el producto, pueden ser algunas soluciones para no arrojar al agua nuestro negocio.
  • Ten mucho cuidado con tus inversiones. Si vas a comprar maquinaria o insumos, no te lances a la caza del primer proveedor que aparezca (y esto incluye, el alquiler de un local). Tómate unos meses, si es posible, para comparar precios en el mercado.
  • Negocia con tus proveedores para realizar tus pagos de forma diferida, hasta que puedas obtener más clientes. Háblales sobre tu situación, tus perspectivas, tu plan de negocios. Ellos sabrán comprenderte.
  • No todo en finanzas empresariales tiene que estar ligado a los préstamos bancarios. Averigua que otras alternativas ofrecen las instituciones financieras (por ejemplo, las líneas de descuento) para los problemas de liquidez que puedas afrontar en el futuro.

Vía: gaztelan.org

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Artículos Relacionados