Consejos para incentivar a sus hijos en educación financiera

Consejos para incentivar a sus hijos en educación financiera

La niñez es una etapa en la cual los padres deberían aprovechar de crear las bases necesarias para que sus hijos tengan éxito en la vida. El niño es 100% receptivo a las enseñanzas de sus padres y adopta los principios de vida que le son enseñados sin cuestionárselos.

En ésta etapa los padres pueden fomentar la educación financiera de sus hijos de diversas formas:

Ser un buen modelo: Los niños aprenden mucho observando lo que hacemos. No basta con enseñarles la teoría de una buena administración de recursos. Los padres pueden enseñarles sobre ética de trabajo, ahorro, disciplina y rigor al compartir su vida con sus hijos. A medida que aparecen situaciones de la vida que requieren de la toma de decisiones en el ámbito financiero, los padres pueden compartir sus experiencias con ellos sin hacer un mayor esfuerzo de producir artificialmente una instancia para enseñarles. Así les estarán impartiendo conocimientos y habilidades que se necesitan para resolver situaciones de la vida real.

Jugar juegos financieros juntos: Los niños aprenden jugando. Es la mejor manera de enseñarles acerca de cualquier tema, inclusive las finazas. Hay diferentes juegos didácticos de excelente calidad, como el “Monopoly” y el “Cashflow for Kids”. Alrededor de los 8 años ya pueden jugar “Cashflow 101”, que es un excelente curso de contabilidad disfrazado de juego.

Incentivarlos a ahorrar: Los niños, al igual que los adultos, tienen deseos insaciables. Si no aprenden a ahorrar a una temprana edad, se transformarán en adultos que no saben disciplinarse a la hora de gastar su dinero y serán presa fácil para las instituciones financieras y sus tarjetas de crédito.
Enséñeles a sus hijos a siempre ahorrar una parte de su dinero. Adquirirán un hábito valioso que los beneficiará durante toda su vida.

Incentivarlos a tener su pequeño negocio propio: Los niños son emprendedores innatos. Su creatividad no tiene límites y les fascina hacer algo que sea útil para los demás. Nada mejor que instalar un pequeño negocio, como el clásico puesto de las limonadas, venta de chocolates, galletas, mermeladas, mascotas, etc. Aprenderán importantes habilidades de venta, de mercadeo y de contabilidad.

Enséñeles a ser generosos: Uno de los mayores beneficios del dinero es que nos permite ayudar a otros. También es la mejor forma de tener una relación sana con el dinero y de resguardar el corazón de nuestros hijos de la codicia y de la avaricia. Enséñeles a sus hijos a estar pendientes de las necesidades de otras personas que viven alrededor suyo. Así se percatarán del tremendo poder que el dinero les da para traer alegría a otras vidas.

Fuente: Gestiopolis.com

Sobre Pedro O 27137 Artículos
Editor en Jefe de Pymex desde 2014

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Artículos Relacionados