Conozca los diferentes tipos de gastos

Conozca los diferentes tipos de gastos

En las finanzas, antes de comenzar a recortar su presupuesto, es útil profundizar su análisis financiero y categorizar los gastos. Una manera de hacerlo es someterlos a dos filtros. El primero separa los gastos fijos de los variables, y el segundo separa las necesidades de los deseos.

Los gastos fijos son los que no se modifican de un mes a otro, como el pago de la hipoteca o el alquiler, las primas del seguro y la membresía del gimnasio.

Los gastos variables, por el contrario, varían de un mes a otro e incluyen lo que gasta en alimentos, transporte, gastos médicos y entretenimiento. El segundo filtro diferencia los gastos esenciales de los opcionales, o no esenciales. En términos más informales, discrimina necesidades y deseos.

Los gastos esenciales son aquellos de los que, literalmente, no puede prescindir, como alimentos, vestimenta y vivienda. Si bien puede tomar medidas para mantener los gastos en estas áreas bajo control, por ejemplo, no salir a comer con frecuencia y optar por una casa o apartamento más pequeño que el que le gustaría, no puede reducir estos gastos por completo.

Los gastos opcionales, por otra parte, generalmente son “deseables”, como un nuevo teléfono celular o un par de zapatos, pero no son necesarios. Si bien esta categoría probablemente sea la más fácil de recortar en su presupuesto, no es necesario que se prive de todo lo incluido en este grupo para marcar una diferencia positiva en sus hábitos de consumo.

Al categorizar sus gastos, tendrá un panorama más claro de dónde gasta menos y dónde gasta más. También puede usar su índice de gastos como guía para aclarar aún más las áreas en las que podría aplicar alguna reducción. Un índice de gastos identifica el porcentaje de sus ingresos totales que destina a pagar un gasto específico.

Por ejemplo, si su ingreso es de US$60,000 y el año anterior gastó US$20,000 en vivienda, divida lo que gastó en vivienda por sus ingresos totales para obtener el índice de gastos. En este ejemplo sería el 33%. Dado que la pauta estándar para gastos de vivienda es el 28% de los ingresos, quizá desee reducir los costos de vivienda y liberar dinero para otros objetivos, como su jubilación. Si esto no fuera posible, ya sea porque no puede o no quiere mudarse, deberá encontrar otras áreas en las que recortar gastos.

Fuente: Es.yourmoneycounts.com


Artículos Relacionados


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion