¿Cómo hacer un Balance General?

Conoce algo más de este estado financiero que es muy relevante para conocer si la gestión de la empresa está siendo eficiente y si los recursos están siendo aprovechados de manera óptima.

El Balance General es un reporte financiero que funge como una fotografía al reflejar la situación financiera de una empresa. Está conformado por las cuentas de activo (lo que la empresa posee), pasivo (deudas) y la diferencia entre estos que es el patrimonio o capital contable.




Este reporte por lo general es realizado al finalizar el ejercicio de la empresa de manera anual (balance final), sin embargo para fines de información es importante hacerlo con una periodicidad mensual, trimestral o semestral para un mejor seguimiento.

La información que se obtiene de un Balance General es de gran importancia para dar a conocer a los propietarios, socios y accionistas si la operación de la empresa se ha llevado de la manera correcta, si los recursos se han administrado eficientemente y si los resultados de estos procesos son óptimos o son deficientes. Entonces, es un buen punto de referencia para conocer la salud financiera de la organización.

El Balance General es un buen punto de referencia para conocer la salud financiera de la empresa.

El balance general suele presentarse mostrando los activos en la columna izquierda ordenados en función a su liquidez y en la columna derecha se enlistan los pasivos y el patrimonio ordenados en función a su exigibilidad.

Pasos para elaborar un Balance General

1. Registrar los activos circulantes: se trata de registrar los montos de las cuentas pertenecientes a los activos circulantes o activos corrientes, las cuales incluyen: Caja, bancos, cuentas por cobrar, e inventarios.



2. Identificar los activos fijos: luego de obtener el dato de activo circulante, es momento de clasificar y contabilizar los activos fijos, los cuales por lo general no presentan cambios de manera constante durante el periodo como lo hacen los activos circulantes que son más dinámicos. En esta categoría entran las siguientes cuentas: maquinaria y equipo; equipo de transporte, mobiliario y equipo de oficina, equipo de cómputo, edificios, etc.

3. Sumar el total de los activos: en el momento en que se cuenta con el monto de activos circulantes y activos fijos hay que sumar ambos rubros para obtener el total de activos.

Pasos a seguir

4. Contabilizar los pasivos circulantes: aquí es momento de contabilizar los pasivos, que son las obligaciones y deudas con las que cuenta la empresa. La primera de las categorías a considerar son los pasivos circulantes que son las deudas menores a un año, incluye las siguientes cuentas: obligaciones bancarias, cuentas por pagar a proveedores, anticipos de clientes, cuentas por pagar a acreedores. impuestos por pagar, etc.

5. Registrar los pasivos fijos: se debe realizar un registro de los pasivos fijos, los cuales son las obligaciones de la empresa que tienen una exigibilidad mayor a un año, como son: créditos bancarios y documentos por pagar.

Se deben contabilizar los pasivos, que son las obligaciones y deudas con las que cuenta la empresa.

6. Realizar la suma del total de los pasivos: si se cuenta con el monto de los pasivos circulantes y los fijos, considerar en caso de tener algunos pasivos diferidos como por ejemplo, los ingresos recibidos por anticipado. En caso contrario, se deberá totalizar ambas categorías para obtener el monto final de pasivos.

A tomar en cuenta

7. Ingresar los montos en la cuenta de capital y obtener el monto total: hasta ahora se ha contabilizado tanto las propiedades de la empresa ya sea de manera tangible como intangible y las deudas y obligaciones que tiene. En este rubro a continuación hay que registrar el capital con el está operando la empresa, es decir los recursos que los accionistas han invertido en la misma.

8. Sumar el total de pasivos con el total del capital: luego de totalizar el capital, se debe anexar otro renglón en el cual se vea reflejada la sumatoria del total de pasivos más el total de capital. Esto en conjunto indica los medios o recursos de los que la empresa puede disponer para soportar los activos.

Un paso clave es registrar el capital con el está operando la empresa, es decir los recursos que los accionistas han invertido en la misma.

9. Verificar que la suma de pasivo + capital sea igual al monto total de activos: finalmente, es necesario comparar la suma de tu total de activos con la suma de tu total de pasivos más capital. Esta operación debe dar un resultado de igualdad, esto es la prueba que el Balance General está correctamente realizado.

Vía: blog.corponet.com.mx

Todo emprendedor debe saber en qué consiste el Balance General, que es el estado financiero relevante para conocer si la gestión de la empresa está siendo eficiente y si los recursos están siendo aprovechados de manera óptima. Es decir; es un punto de referencia clave para conocer la salud financiera de la empresa por lo que hay que seguir ciertos pasos para tomar las mejores y más informadas decisiones de negocio.


Artículos Relacionados