7 gastos innecesarios que te empobrecen sin darte cuenta


gastos innecesarios

Si bien las finanzas personales dependen de los ingresos, son los gastos los que te podrían estar empobreciendo sin darte cuenta. ¿Por qué sucede esto? Aquí te lo explicamos.

Esto se debe a que cuando nos referimos a las finanzas personales, se suele enfocar en cuánto se gana, y no en lo que se gasta. No se debe pensar en que nuestra situación actual se debe a lo poco que se gana, sino a lo mal que se invierte lo que se tiene.

En este sentido, te mostramos 7 gastos innecesarios que una vez eliminados, cambiarán por siempre las finanzas personales; pero si se les ignoran seguirán empobreciendo la situación financiera.

1. Cable de televisión

Si ves con frecuencia, digamos 10 canales como máximo …¿ para qué necesitas entonces 120 canales, paquetes de películas, y cuánto beneficio te ofrecen extra. Es hora de recortar este plan de cable de televisión. Si eres un consumidor empedernido de películas y series considera Netflix, una alternativa muchísimo más económica.

Te puede interesar: 3 consejos para controlar los gastos hormiga

2. Compras por internet

Las tiendas online son unas de las mayores enemigas de las finanzas personales. La mayoría de compras que se hacen por allí son innecesarias y están empobreciendo a sus clientes habituales de manera acelerada. No solamente son los zapatos, ropa y accesorios, también son los servicios premium que se adquiere y nunca se utiliza. Además, estas compras vienen con gastos de envío, que casi nunca se tiene en cuenta y que incrementan el valor de la factura.

3. Comisiones bancarias

¿Sabías que cada vez que retiras dinero en los cajeros del banco te están cobrando una comisión? ¿o sabias que por pagar con tu tarjeta de crédito, te ahorras algunos impuestos al consumo? Sobre este tema, existen varias alternativas: existen bancos que cobran tasas más baratas, que hacen concursos para personas que utilizan la tarjeta o que, incluso, no cobran comisiones. Se debe investigar cuánto cobran en el banco y analizar qué opciones se tiene con otras entidades financieras.

4. Alquiler

No se trata que se deje de pagar alquiler y vivir en la calle. La única interrogante es si ese departamento lujoso en el sector más exclusivo y costoso de la ciudad vale la pena. Si cambias de departamento por uno más pequeño y en otra ubicación, no solamente se dejará de gastar dinero, sino que se dejará de pensar en cómo llenar esos espacios vacíos que requieren dinero.

5. Telefonía y datos de internet

¿Cuántos minutos, mensajes y datos de internet tienes cada mes en tu plan de telefonía celular? Los consumes todos? Sabes al menos cuántos tienes? Seguramente no. Entonces, ¿por qué no buscar uno que sea más acorde con tus hábitos de consumo, buscar otra compañía que te preste el mismo servicio por un precio menor o recortar servicios que no utilizas?

6. Comida rápida

La comida rápida, los restaurantes y almuerzos de oficina se disfrutan más, entre menos veces se repitan. Si cada 4 días estás comiendo en la calle hamburguesas, pizzas y comida china no sólo estás acabando con las finanzas, sino que estás a acabando con tu salud física. No hay nada de malo comer en la calle de vez en cuando, pero si esto se convierte en parte de tu rutina no sólo se convertirá en algo sin gracia sino que se afectarán tus finanzas.

7. Regalos costosos

El amor, la amistad y afecto no se demuestran por el precio de los regalos, así de simple. Si lo que se desea es impresionar a los demás con tu “amplitud”, estás invitado a seguir empobreciéndote a punta de regalos costosos. No hay que caer en la trampa de convertir tus relaciones en un simple intercambio de regalos costosos. Considera mejor regalar experiencias, estás valen menos, y se aprecian con el tiempo, mientras que las cosas van perdiendo su valor.

Vía: serempresario.com
Foto: elconfidencial.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Sobre Pedro O 26899 Artículos
Editor en Jefe de Pymex desde 2014

Artículos Relacionados