10 hábitos “zen” para salir de las deudas

salir de deudas

Tener deudas no es nada saludable, pues tiene unas fuertes repercusiones sobre la salud física y mental de las personas que, incluso, puede tornarse en algo grave. Entonces, ¿te gustaría practicar hábitos de relajación para salir de ellas?

Si bien son varias las razones por las que una persona se endeuda, cuando no toma en cuenta ciertas precauciones o desconoce por completo cómo funciona el sistema, puede llevarse una gran sorpresa para nada grata al notar que terminará pagando grandes cantidades de dinero.

La buena noticia es que existe una serie de alternativas de las cuales se puede escoger con el fin de terminar y acabar definitivamente con ese ciclo del endeudamiento. En esta ocasión nos centramos en la técnica que se conoce como “Zen”, haciendo referencia a una escuela de budismo que significa “meditación”, que ayuda a mejorar los hábitos de consumo cambiando por completo la mentalidad y actitud con respecto a la deuda.

Te puede interesar: 6 consejos para salir de deudas y mejorar tu negocio

1. Reconocer el problema

Hay que empezar en la primera semana, diciéndose “tengo un problema con las deudas. Me he metido en ellas porque gasto dinero que no tengo, pero puedo controlar mis gastos, hacer un plan, y poco a poco salir de la deuda”. Con estos se toma disciplina y debe hacerse entre 30 y 60 minutos a la semana para hacer frente a las finanzas de manera mental.

2. Salir del agujero

La segunda semana, durante 30 días, se debe intentar detener los gastos no esenciales y no usar ninguna otra alternativa extra como la tarjeta de crédito. Son 30 días.

3. Recortes

En la tercera semana, luego de revisar las cosas que normalmente se compra de debe decidir sacar 10 objetos, entre ropa, comida, gastos misceláneos, etc.

4. Fondo de emergencia

En la cuarta semana se va a comprender la importancia del fondo de emergencia, dinero que va a salir del paso anterior y que, de ahora en adelante, se guardará de forma automática.

5. El inventario

Hay que saber  qué se tiene, qué no y qué se debe. En todo, absolutamente todo. Sumar las deudas y ponerse una cuota total que deberá pagarse mes a mes. esto es en la quinta semana.

6. Plan de gastos

Esto implica poner un límite a cada cosa que tiene, es decir, saber que va tener un dinero que no va a pasarse de allí porque no tiene más y que tendrá que gastar de forma inteligente.

7. Control del gasto

Para la séptima semana, es importante hacer un seguimiento de los gastos. Hay que saber que lo primero es considerar las obligaciones, luego el fondo de emergencia, luego el ahorro y si sobra, para lo que se desee.

8. Facturas a tiempo

Si no se los paga cuando corresponde, habrán consecuencias económicas, dado que saldrá más caro. Para esto, hay que establecer pagos automáticos, o pagar cada vez que el recibo llegue o hacer un calendario para saber las fechas exactas en las que va a pagar.

9. Aumentar los ingresos

Es lo más evidente que ayudará a salir rápido de la deuda. Si se consigue un empleo o dinero extra, todo lo que allí se gane, será destinado para pagar las deudas.

10. Seguimiento al progreso

En la décima semana se debe considerar ver qué ha hecho, cómo se ha hecho y revisar el presupuesto: qué tanto se ha avanzado, en qué se tiene que seguir trabajando y cuánto falta por salir. ¿La motivación? Reducir esa suma de dinero que se debe.

Vía: finanzaspersonales.com.co
Foto: jorgequilcate.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Pedro O
Sobre Pedro O 27397 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Artículos Relacionados