¿Te conviene un préstamo o usar tarjeta de crédito para tus compras?

Muchas veces quizás nos hayamos preguntado si conviene usar una tarjeta de crédito o un préstamo en efectivo para realizar las compras. Hay que saber que el crédito es una forma de financiamiento, es decir, es dinero que el banco presta. Si este es el caso de tener efectivo, uno

Ver artículo completo

tarjeta de crédito

Muchas veces quizás nos hayamos preguntado si conviene usar una tarjeta de crédito o un préstamo en efectivo para realizar las compras.

Hay que saber que el crédito es una forma de financiamiento, es decir, es dinero que el banco presta. Si este es el caso de tener efectivo, uno tendrá que devolver este dinero, por ello debe usarlo responsablemente y conocer la información necesaria.

Los especialistas señalan que hay diversos tipos de crédito, algunos de ellos que están diseñados para fines específicos y otros para fines variados. Veamos entonces cómo usar dos de ellos: la tarjeta de crédito y el crédito efectivo.

Lee también: 4 tips para mejorar el uso de tu tarjeta de crédito

Pero, antes hay que preguntarse antes de elegir un crédito: ¿qué se quiere comprar? ¿cuándo se quiere hacerlo? ¿cuándo y cuánto se puede pagar? Al ir respondiendo a cada una de estas interrogantes, uno podrá saber qué crédito es conveniente en determinada situación.

Con la tarjeta de crédito

El “dinero plástico” es muy útil para las compras que no sean muy caras y no representan un gasto fuerte en el presupuesto, las que se pagarán en pocos meses.

Y para saber en cuántas cuotas se pagará se necesita tener un presupuesto y revisar la capacidad de pago que se tendrá en los próximos meses.

Entonces, se recomienda elegir la menor cantidad de cuotas posibles para pagarlo de manera rápida y con menos en intereses, pero no hay que comprometerse a un monto de cuota que luego podría ser difícil de pagar.

Con el crédito efectivo

Con este tipo de crédito es conveniente cuando uno desea hacer un gasto más grande y planificado, como remodelar la casa. Generalmente, este crédito ofrece una tasa de interés más baja que la tarjeta de crédito, por lo cual es bueno para compras que se podrá pagar en mayor tiempo, es decir, con mayor número de cuotas.

Además, si se trata de tener efectivo, se debe optar por esta opción, ya que el retiro de efectivo de la tarjeta de crédito tiene altos costos.

Te puede interesar: Créditos y préstamos: 6 puntos claves

Así que para que uno sea responsable con sus créditos, se aconseja:

  1. Antes de comprar, se debe ordenar bien el presupuesto mensual para saber cuántose puede pagar.
  2. Procurar elegir el menor número de cuotas posible para pagar más rápido y menos en intereses.
  3. Si se necesita efectivo, es mejor no retirarlo de la tarjeta de crédito, porque tiene intereses más altos.

Vía: elcomercio.pe
Foto: presencia.unah.edu.hn

Artículos Relacionados