Falacia del costo hundido

Evita a toda costa crear en cualquier aspecto de tu vida un círculo vicioso que lo único que puede traerte sean pérdidas. La falacia del costo hundido es una prueba clara de ello. Sigue leyendo.

Ver artículo completo

¿Sabes o conoces acerca de la falacia del costo hundido? Un punto que nos pareció bastante interesante tocar aquí ¿Por qué? Bueno, si eres de esos que consideran aquello que invierten como lo más fundamental, o que viven en el pasado en cuanto a dinero, relaciones, trabajo y negocio se trata. Llegaste al lugar adecuado.

Iniciaste un proyecto y a los pocos meses quedaste en la ruina, consideras que puedes salvarlo y que necesitas hacerlo porque el dinero y el tiempo que invertiste fue muchísimo. Son estas situaciones las que se consideran como una falacia, un engaño que nuestra mente crea para seguirnos atando a aquello que quisimos lograr y no pudimos.

¿Cómo se si me encuentro en esta situación?

A veces, los seres humanos se atan a relaciones y trabajos que no le favorecen (es lo más común) cuando tú ves que esa relación dejó de aportarte hace mucho, o que solo te mantienes allí por costumbre, estas incurriendo en este tipo de falacia.

Creemos que existe manera de recuperar lo irrecuperable, nos engañamos nosotros mismo aferrándonos a cosas que no tienen ningún tipo de viabilidad.

Miedo a aceptar el fracaso

Pensamos que es mejor mantenernos así, porque aceptar que perdimos no es lo que buscamos. Sin embargo, estar en ese tipo de situaciones límite termina desgastándonos más, y en cuanto un emprendimiento, termina por hacernos gastar más dinero sin ningún tipo de rentabilidad.

¿En qué momento debo dejarlo?

Por más consejos que recibimos y ayuda que buscamos, siempre terminamos dejando atrás estas situaciones cuando nosotros mismos decidimos. Lo más certero es que pienses con cabeza fría y a alejes las emociones para así poder tomar una decisión que te beneficie a futuro.

Esta falacia puede ocasionarte innumerables perdidas, y tanto así que puedes quedar sin un centavo, por ello lo necesario es que alejes tus sentimientos y emociones de los negocios. Y cuando se trate de una relación, aprende a desglosar lo bueno y lo malo y equilíbralo, allí tendrás tu respuesta.

Artículos Relacionados

Busca personas por RENIEC con su DNI