El mayor reto al iniciar una empresa familiar es el financiamiento inicial


Cuando se decide por emprender con una idea de negocio que tenga como cuerpo y plan de trabajo el ser una empresa familiar casi siempre se tienen el eterno problema de balancearse en la cuerda de la supervivencia y la consolidación debido a que el acceso al financiamiento puede convertirse en una verdadera prueba de fuego para su estructura.

“Para las empresas familiares medianas, la obtención de créditos se convierte en un doble reto: por un lado, requieren recursos para concretar proyectos y, por el otro, esos recursos están condicionados a la generación de estructuras formales dentro del negocio.

Cuando estas estructuras no son lo suficientemente sólidas para inspirar confianza, el financiamiento se otorga a tasas demasiado elevadas”, indica Juan Carlos Simón, socio de la práctica de consultoría de PwC.

La encuesta bianual a Empresas Familiares 2012 de PwC arroja que una de cada cuatro empresas familiares prevé tener un crecimiento rápido y agresivo, mientras que sólo una de cada cinco empresas planea tener una consolidación de sus ventas en el corto plazo.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México el 90% de las empresas son familiares y generan siete de cada diez empleos.

Así, las empresas familiares alrededor del mundo consideran que existen obstáculos en el horizonte para lograr una consolidación efectiva. Además del financiamiento, otro de los obstáculos tiene que ver con los planes de sucesión.
“Los conflictos familiares se visualizan en uno de cada dos casos como el motivo para tener problemas al interior de la empresa. Es importante que se construyan las bases para que los negocios perduren en el tiempo”, señala el especialista.

Cuestionado sobre cuál será el impacto de la creación del Instituto Nacional del Emprendedor en las empresas familiares, Juan Carlos Simón explica que el principal paso a lograr es la reconfiguración del Fondo Pyme, pues será una señal de que los recursos disponibles se canalizarán de manera adecuada.

“Si partimos del punto en que uno de los más grandes retos es el financiamiento a tasas razonables, podemos intuir que la reconfiguración de este mecanismo de asignación de fondos podría significar la diferencia para muchas empresas que hasta ahora han quedado excluidas”, añade.

¿Y tu qué harías para poner en marcha o mejorar tu negocio familiar? Coméntanos tu experiencia

Fuente: cnnexpansion.com

Articulos Relacionados


Sobre Pedro O 32232 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion