7 Pecados financieros que pueden llevar a la quiebra a tu pyme

Conoce cuales son esos pecados que puede llevar a la quiebra financiera a tu empresa en un abrir y cerrar de ojos. Aquí te taremos los detalles.

Ver artículo completo

Sea cual sea el giro del negocio, en las finanzas de las Pymes hay 7 pecados financieros que los empresarios debemos evitar cometer a toda costa para no encaminarnos a la bancarrota.

1. Mezclar dinero propio con el de tu negocio

Mezclar el dinero propio con el de la empresa constituye un error que provocará el caos especialmente si tienes un socio.

2. Usar incontroladamente la tarjeta de crédito

Una tarjeta de crédito es una herramienta necesaria para las operaciones del negocio, pero si no la pagas a tiempo serás víctima de los recargos de intereses o los costosos gastos de servicio que pueden consumir tus utilidades.

3. No respetar un presupuesto mensual de gastos

Si superas el presupuesto de gastos en tu negocio estás entrando en una vorágine  de desorden financiero hacia la bancarrota.

Establecer una estrategia que limite y ordene responsablemente los gastos mensuales de la empresa es un acto de disciplina absolutamente necesario.

4. Gastar el dinero que no tienes

Gastar el dinero antes de tiempo basado en la idea de tener pagos por cobrar es un autoengaño que causará desajustes en tu presupuesto mensual de gastos con los consecuentes efectos negativos.

5. No pagar tus impuestos

Cumplir con las obligaciones tributarias puede ser un dolor de cabeza para los emprendedores, pero no cumplir con pagarlos a tiempo es mortal.

Tener que asumir luego multas y recargos de la Sunat  pueden llevarte a cerrar tu empresa.

6. No pagar a tiempo las cuotas de crédito

Tus pagos de la tarjeta de crédito deben ser realizados religiosamente en las fechas correctas.

El no hacerlo genera moras, intereses y daños en tu historial crediticio que serán tomados en cuenta. No quieres terminar en Infocorp, ¿verdad?

7. Conceder créditos indiscriminadamente

Ofrecer crédito a tus clientes puede ser necesario algunas veces, pero hacerlo sin una previa evaluación solamente te hará creer que estás haciendo las cosas bien.

Debes tener liquidez y una buena capacidad de gestión de cobranzas para mantener la solidez financiera de tu empresa si has decidido conceder créditos.

Intentando de manera religiosa no caer en estos pecados financieros, te alejarás del camino del infierno: la bancarrota. 

Sobre Pedro O 28469 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Artículos Relacionados