4 hábitos que diferencian entre tener fortuna o ser pobre

Son muchas las personas que sueñan con conducir un auto de lujo o ir a cenas costosas en restaurantes 5 estrellas.

Después de todo, entre más dinero se gana, más rico se hace, ¿cierto? Pero, no es así.

Así como es importante tener un trabajo que paguen bien, tener los hábitos correctos de cómo administrar el dinero también lo es.

Hay que responderse honestamente, ¿cómo se gasta el dinero?, ¿cuánto se ahorra?, ¿se está invirtiendo en el futuro? Sin duda que existen pequeños factores que diferencian a los millonarios de las personas que luchan diariamente con su situación financiera.

Por…

Ver artículo completo

Son muchas las personas que sueñan con conducir un auto de lujo o ir a cenas costosas en restaurantes 5 estrellas. Después de todo, entre más dinero se gana, más rico se hace, ¿cierto?

Pero, no es así. Así como es importante tener un trabajo que paguen bien, tener los hábitos correctos de cómo administrar el dinero también lo es. Hay que responderse honestamente, ¿cómo se gasta el dinero?, ¿cuánto se ahorra?, ¿se está invirtiendo en el futuro?

Sin duda que existen pequeños factores que diferencian a los millonarios de las personas que luchan diariamente con su situación financiera. Por eso si se empiezan a cultivar ciertos hábitos se obtendrá una idea de lo que es el éxito financiero real, y se aprenderá cómo ser millonario para desarrollar la independencia económica:

1. Crear diferentes fuentes de ingresos

Es difícil ser financieramente independiente con una sola fuente de ingreso. Si se pierde el trabajo se tendrán que gastar los ahorros o lo que es peor, llenarse de deudas para poder mantener el estilo de vida.

Los millonarios se han enfocado en generar múltiples fuentes de ingreso para tener cómo sobrevivir durante los momentos más difíciles y también para ahorrar cuando todo está viento en popa.

Se puede construir un ingreso pasivo, como invertir en propiedades raíz, en acciones, o en intereses de una cuenta bancaria de alto rendimiento. Otra manera es generar ingresos all desarrollar una pasión o un hobby. ¿Puedes dictar clases de yoga o diseñar sitios web?

2. Aprender a vivir con menos de lo que se gana

Vivir con menos de lo que se gana es la clave para hacerse rico y mantener el nivel de riqueza, por no hablar de evitar deudas. Los millonarios saben que gastar menos de lo que ganan crea oportunidades.

Jim Rohn, empresario, autor y conferencista, usa la regla del 70/30 para saber cuánto dinero gastar y ahorrar. Esto es aprender a vivir con el 70 por ciento de los ingresos, incluyendo el gasto para todas las necesidades y lujos. El 30 por ciento restante se divide en tres fondos para inversiones, conocimiento y ahorro.

Lo cierto que vivir con menos requiere que se tengan los gastos bajo control y tener un presupuesto mensual al cual se debe ajustar. Si esto significa conducir un auto más económico, comer en casa mucho más seguido o evitar los “gastos hormiga”….¡hay que hacerlo!

3. Hacer que el dinero trabaje para uno mismo

Los millonarios invierten en sí mismos. Ellos saben que la clave para hacer que su dinero funcione para su propio beneficio consistentemente y a largo plazo es crear un plan de inversión.

El plan debe incluir pagos regulares a un fondo de inversión, a una cuenta operativa y finalmente a las cuentas de jubilación. También acumular riqueza requiere hacer inversiones de capital. Este es el dinero a invertirse en crear una empresa, abrir una franquicia barata, desarrollar un negocio, fabricar un producto, comercializar y vender tus servicios, o invertir en otras empresas. Es importante aquí tomar riesgos calculados teniendo en cuenta la seguridad financiera a largo plazo.

4. Hacer donaciones

Puede sonar contraproducente dar generosamente dinero y tiempo, pero es una inversión importante. Dar a quienes más lo necesitan ayudará a conectarse con la comunidad y lo más importante: convertirse en un ser humano que valga la pena y que vea más allá de los bienes materiales.

Una de las lecciones de vida que se puede aprender es que la vida se trata no solo de amasar una fortuna, sino también luchar por una buena causa, algo que beneficie a los más necesitados.

Vía: emprendiendohistorias.com

Articulos Relacionados