¿Cómo establecer una empresa en México siendo extranjero?

Si eres un inversionista extranjero que quiere establecer una empresa en México, entonces visita nuestro post para saber qué pasos legales debes seguir para montar tu negocio

Ver artículo completo

México es uno de los países centroamericanos que más ofrece numerosas oportunidades de inversión. Gracias a su economía estable y libre mercado, cada vez son mayores las cantidades de emprendedores extranjeros que deciden establecer sus negocios en el territorio nacional.

Actualmente, la nación mexicana cuenta con un total de 25 acuerdos bilaterales de libre comercio en lo ancho y largo del mundo. Asimismo, el Ministerio de Relaciones Exteriores ha simplificado los procesos de solicitud de visas, con el fin de facilitarles la entrada y estadía a los empresarios de otros países.

Legalidad

Para poder trabajar o emprender en México, los extranjeros pueden solicitar dos de los tres tipos de visas:

  • Visa de residencia temporal: Es la más común para los que quieren vivir en el país centroamericano por un período no mayor a cuatro años. Da los beneficios de estudiar, trabajar y abrir un negocio. También permite abrir una cuenta bancaria, lo cual es fundamental si la persona hará negocios. Tiene validez por un año y se puede renovar.
  • Visa de residencia permanente: Es para los extranjeros que quieren permanecer en México de manera indefinida. Es decir, quienes buscan establecerse permanentemente. Otorga los derechos al trabajo, estudio y dirigir negocios libremente por un período ilimitado. Sin embargo, al titular no se le permitirá estar fuera de México por más de 18 meses a lo largo de cinco años.

Lo más recomendable es que los solicitantes llamen a las oficinas de los organismos correspondientes para estar seguros de los documentos que llevarán. También deben acudir temprano en la mañana, porque suelen abarrotarse rápidamente, y llevar copias de todos sus documentos.

Tras tener lista la parte del visado, el emprendedor extranjero deberá seguir una serie de pasos burocráticos para poder establecer su negocio en tierras mexicanas:

Registrar el nombre de la empresa

Para hacer este paso, se tiene que solicitar un permiso en la Secretaría de Relaciones Exteriores. Este documento tarda aproximadamente dos días hábiles para ser procesado y el registro del nombre cuesta 640 pesos mexicanos, equivalentes a 35 dólares americanos.

Solicitar un número de registro fiscal

En esta parte, se necesita consultar a un notario público designado por el Estado. Luego, se firma la escritura de constitución y, posteriormente, el registro de impuestos es realizado. Todo el proceso tiene un coste de 9.000 pesos mexicanos, equivalentes a 500 dólares.

Registro de la escritura de constitución

Este trámite se hace en el Registro Público de Comercio y la confirmación tarda 17 días hábiles. Su precio es de 80 dólares.

Registro del número de identificación fiscal

Al registrarse en el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, el inversor extranjero recibirá un número de identificación fiscal dentro de uno o tres días hábiles.

Registro en el Seguro Social

La empresa tiene que estar registrada en el Instituto Mexicano del Seguro Social, de modo que los empleados puedan tener cuentas de ahorro. Normalmente, toma entre dos y cinco días hábiles hacerlo.

Registro de las cuentas bancarias de la empresa

Es fundamental realizar la inscripción para el impuesto sobre nóminas con la administración tributaria local, es decir, la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Distrito Federal. Pero esto solo aplica a las empresas que vayan a establecerse en Ciudad de México.

Registro Nacional de Información Empresarial

Esta institución es la que lleva el registro completo de todas las empresas existentes en México. El costo del registro depende de la cantidad de empleados que tendrá la empresa.

Declaración en el Instituto Nacional de Estadística

Para que los logros empresariales sean añadidos en las estadísticas nacionales, tiene que haber un registro en el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Cumpliendo al pie de la letra todos estos pasos, el inversor o emprendedor foráneo podrá trabajar para formar su negocio en México.

Artículos Relacionados