Compite con tus amigos y evita un quiebre en la relación

A pesar de que alcances el éxito, mantente siempre humilde, ayuda a quienes te rodean y te tendieron una mano en momentos de dificultad, compite con tus amigos pero evita el quiebre de la relación, los negocios y el dinero puede venir luego, pero un amigo de verdad muy difícil.

Ver artículo completo

Tanto tus amigos como tu han creado la empresa de sus sueños, se graduaron juntos y aplican los mismos mecanismos, saben que la competencia sana es lo adecuado, pero a veces puede salirse de control, nos referimos a que, se nos es más fácil competir con desconocidos que con seres queridos, y aunque lo ideal sería dejar la amistad por fuera, puede que no sea del todo fructífero.

Mantén conversaciones con tus amigos

No les muestres tus pasos, pero si déjales claro que buscas vender un producto en el mercado, y que la competencia que se dé allí sea limpia, sin ningún tipo de desequilibrio, pídeles consejos, y dáselos, de todos modos sigue siendo tu amigo, quien te ayudo tantas veces en la universidad, a quien consideras un hermano, no dejes que malos entendidos los separe.

Sé totalmente honesto

Si tu amigo te comentó sobre un proyecto ¡Apóyalo! Dale todo el apoyo que necesita, está confiando en ti, no lo defraudes, no le robes la idea, compite honestamente, y mucho más, porque tienes conocimientos que no deberías, por esa razón tendrías ventaja, pero si de verdad te importa tu amigo, no vas a usar esa ventaja para perjudicarlo.

Ofrécele un negocio

Consideras que serían buen equipo trabajando juntos, de más está decir que los años de amistad son unos cuantos, y que desde que se vieron en la universidad, pensaron del otro como un colega y socio en los negocios, ofrécele asociarse, crear un imperio juntos, crecer cada uno con su empresa, pero por medio de un convenio que una a las dos, te aseguro que así disfrutarás mucho más palpar el éxito.

Cuando te necesite ayúdalo, dale una mano cada vez que puedas, no como su rival, sino como su amigo, hay relaciones que no podemos perder, y relaciones que evitamos a toda costa no tirar por la borda, pero muchos se ciegan con el éxito y dejan la humildad de lado. La vida da muchas vueltas, y puede que también necesites del otro en algún momento.

Artículos Relacionados