Una fórmula para prosperar una empresa familiar


20167686

Por: John Santivañez

Ana nació en Julcán, distrito de Jauja y desde muy pequeña se educó en Huancayo hasta culminar el colegio. Para el año 1988, fue enviada a Lima para educarse en las aulas de la universidad San Martín de Porres en la carrera de odontología.

Paralelamente a sus estudios de pregrado trabajó en diversos consultorios de la capital y al culminar sus estudios regresa a Huancayo para inaugurar, gracias a sus propios ahorros y el apoyo de sus padres, su primer consultorio llamado Happy Dent en 1995.

Durante años, éste emprendimiento prospera vertiginosamente por el empeño y la vocación de servicio de su fundadora. No obstante, años más tarde sufre un duro golpe al perder su nombre debido a que durante el proceso de formalización otra empresa patenta el nombre adelantándose a la gestión de nuestra protagonista. Por esta razón y otras, Ana toma conciencia de que el desconocimiento puede acarrear pérdidas económicas considerables (y de hecho arreciaron durante tres años) es por eso que no dudó en invertir sus recursos en especializaciones, actualizaciones y otras capacitaciones continuas a nivel administrativo para empoderarse y cubrir sus falencias.

“Capacitarse continuamente, no es  ambición por saber más; sino es asirse de conocimiento para poder evaluar y tomar decisiones correctas en la organización”.                 – Ana torres

Superado esto, para el año 2009, decide invitar a su hermana para formar una sociedad y  fundan en conjunto LIAN DENT. Lian, que significa “sol”, cifra también en su nombre un mensaje de generosidad y admiración, visión que expandiéndose desde ser un consultorio pequeño a ser un equipo de profesionales comprometidos con la salud bucal.

Pero ¿Cuál es el secreto para prosperar una empresa familiar?

Ana enfrenta diferentes roles todas las semanas: Ana es mamá y esposa un día, es dentista al otro y es gerente al siguiente, ella debe hallar la sintonía entre ésos roles para seguir prosperando su sueño. De la misma forma, se empeña en encontrar el equilibrio en su sociedad empresarial. Ella nos dice: “Cuando acontece alguna situación controversial o se ha de tomar decisiones importantes en la empresa; yo escojo el retiro. Ahora bien, retirarse no necesariamente es ausentarse, es hallar el problema del problema, es ordenar las ideas para encontrarle la solución, o simplemente una pausa para volver a empezar”. A su vez nos comparte otra fórmula en la negociación: “En ocasiones cedo, es importante aprender a ceder; y también se cede para enseñar a ceder”, manifiesta.

13470987

“Es importante aprender a ceder; muchas veces se cede para enseñar a ceder” – Ana Torres

El alba empresarial de LIAN DENT, es el sueño de Ana Torres Maita y Liz Torres Maita que en una mutua confianza han fortalecido sus lazos familiares y sobre todo empresariales con un objetivo en común. Hoy suman 7 años brindando un excelente servicio odontológico por parte de un equipo profesional convencido de superar las expectativas de sus pacientes, cuenta con una infraestructura moderna y tecnología de última generación, además de extender sus valores en una iniciativa consonante llamada NEOX que se forja como una empresa complementaria pensada en el radiodiagnóstico dental y maxilofacial.

Para terminar, Ana torres nos recuerda enfáticamente que cada emprendimiento no es más que la materialización de su fe en Dios, en sí misma y sobre todo la fe en los demás. Aunque sea más “lógico” vivir suspicaz y cuidándose de los “otros”, ella aconseja confiar en el potencial de los colaboradores y ayudarlos, en cada momento a que afloren sus habilidades para colocarlos en el lugar idóneo dentro de toda buena organización.

Ésta es una nueva #historiadeexitopymex.

 

 

 

Sobre Equipo Pymex JS 11 Artículos
Apasionado por las ventas. Innovador de nuevas estrategias comerciales y motivador personal. Solazado en la escritura edificante e inspirado por el desarrollo individual de cada colaborador.

Artículos Relacionados