Plan de negocios para montar una escuela de artes marciales

Es un tipo de negocio en ascenso que brinda beneficios no sólo al cuerpo, sino a la mente y el alma. Nos encontramos ante un emprendimiento de sencillo proyecto y armado. Solamente se tiene que tomar en cuenta los detalles más elementales y luego simplemente abrir la escuela de artes

Ver artículo completo

Es un tipo de negocio en ascenso que brinda beneficios no sólo al cuerpo, sino a la mente y el alma.

Nos encontramos ante un emprendimiento de sencillo proyecto y armado. Solamente se tiene que tomar en cuenta los detalles más elementales y luego simplemente abrir la escuela de artes marciales.

Actualmente montar una escuela de este tipo es un negocio que va en aumento pues es una práctica deportiva que cada día cuenta con más adeptos. Y es que es el tipo de disciplina que brinda beneficios tanto al cuerpo como a la mente.

Sin embargo es imprescindible para la gestión de este tipo de negocio contar con el conocimiento y experiencia en alguna categoría de artes marciales o en su defecto, asociarse o contratar a un profesional.

Razones para montar una escuela de artes marciales

  • Se cuenta con una amplia diversidad de potenciales clientes: desde niños hasta personas mayores, de ambos sexos.
  • Se tiene una amplia demanda
  • Se tiene la posibilidad de trabajar desde casa, si se la adecua correctamente.
  • Para iniciar no se requiere de costosos implementos.
  • Por tratarse de una actividad deportiva cuenta con apoyo familiar.
  • En disciplinas como el Karate y el Kickboxing se pueden quemar de 300 a 900 calorías por hora, lo que las convierte en excelentes alternativas para mantenerse en forma.
  • Se desarrolla habilidad, velocidad, agilidad, fuerza, flexibilidad y buenos reflejos, mejorando la calidad de vida.

Tipos de artes marciales

Estas son algunas de las más populares, aunque existen más categorías:

  • Aikido‎
  • Capoeira‎
  • Artes marciales ficticias‎
  • Judo‎
  • Jūjutsu‎
  • Karate‎
  • Kendo‎
  • Kickboxing‎
  • Kyudo‎
  • Ninjutsu‎
  • Taekwondo‎
  • Tai Chi Chuan‎

A tomar en cuenta

Financiación: hay que asegurarlo con el banco acerca de cómo obtener la financiación que se necesita para iniciar una escuela de artes marciales. El banco decidirá si uno es digno de crédito al mirar en su puntaje del historial crediticio.  Y al solicitar un préstamo, hay que asegurarse de pedir todo el dinero que se necesita a la vez – esto incluye dinero para la ubicación, el equipamiento, la publicidad y los sueldos de los empleados.

Competencia: hay que estudiar cuál es la competencia más cercana y con base en esa información, además de establecer una estrategia que permita diferenciarte de los demás. Por ejemplo, se podría diversificarse ofreciendo cursos de artes marciales distintas a las que estén establecidas.

Local: para una escuela de artes marciales se recomienda un tamaño cercano o superior a los 100 metros cuadrados, con buena ventilación y que se encuentre ubicado en una zona de amplia afluencia peatonal, vehicular o próxima a escuelas y lugares residenciales, pues los niños son potenciales estudiantes. Se recomienda que en el local estén dispuestos aseos, vestuarios y salidas de emergencia. Además debes adecuarlo con un piso especial, espejos en las paredes, con una correcta iluminación, equipo de sonido y la decoración adecuada para crear un ambiente atractivo en la que puedes incluir trofeos, cinturones, diplomas y fotografías.

Equipo: hay que conseguir colchonetas, costales, manoplas, caretas, guantes de box, etc. Si se está dentro de las posibilidades se puede incluir una tienda con los productos indispensables para las clases de artes marciales en la escuela.

Estrategias y ofertas

Aparte de atender a usuarios con determinados intereses, se recomienda segmentar a los estudiantes por grupos de acuerdo al rango por:

Edades

  • Niños
  • Jóvenes
  • Adultos
  • Adultos mayores

Niveles:

  • Principiante
  • Intermedio
  • Avanzado

Además, si el emprendedor se afilia a una asociación oficial, se puede incluir en la estructura de los cursos evaluaciones para el cambio de cinturón, participar en certámenes oficiales y organizar torneos.

Plan de marketing

El trabajo no termina una vez constituida la escuela de artes marciales. Por el contrario; es el momento de impulsar su crecimiento y se puede hacer por medio de volantes, ofreciendo descuentos por persona adicional, con clases de demostración, con planes especiales por semestre o anuales o con planes familiares.

También se puede hacer uso de las herramientas tecnológicas y las redes sociales. Y si se tiene cierta formación en marketing o se deba contratar a alguien que sí la tenga, hay que elaborar un plan de marketing para que la escuela de artes marciales se adapte a las necesidades del área, cubriendo los horarios que el público necesita y teniendo clases para todas las edades.

Vía: elgrannegocio.com

Artículos Relacionados