Los 6 países para lanzar una startup con éxito

En cualquier lugar del mundo, constituir un negocio requiere determinación y una buena idea comercial, pero algunos países facilitan el despegue de los nuevos emprendimientos. En este sentido, la publicación U.S. News and World Report clasificó los mejores países para emprendedores en función de una serie de factores como la

Ver artículo completo

En cualquier lugar del mundo, constituir un negocio requiere determinación y una buena idea comercial, pero algunos países facilitan el despegue de los nuevos emprendimientos.

En este sentido, la publicación U.S. News and World Report clasificó los mejores países para emprendedores en función de una serie de factores como la disponibilidad de fuerza de trabajo capacitada, su conexión con el resto del mundo, su infraestructura sólida y un fácil acceso al capital.

Y para averiguar qué hace a un país un buen lugar para hacer empresa, damos a conocer los tipos de beneficios comerciales que ofrecen los 5 primeros países de la lista y por qué a los emprendedores les gusta vivir ahí.

1. Alemania

Considerado la cuarta economía más grande del mundo y la más grande de Europa. ocupa el primer lugar gracias a una mezcla de cultura empresarial transparente, mano de obra altamente educada y políticas amigables para el emprendimiento, sumando a un alto estándar de cultura empresarial en lo relacionado con leyes y regulaciones.

El gobierno también facilita comenzar una nueva empresa, como por ejemplo, sólo se necesita pagar 2o euros para constituir un negocio.Y a pesar de la escasez de vivienda debido al aumento de la inmigración y la falta de nuevas construcciones, el costo de la vida sigue siendo bajo en comparación con otras capitales europeas.

2. Japón

El país del Sol Naciente ha sido durante mucho tiempo una paradoja en el mundo de los negocios: una cultura tradicionalmente reacia al riesgo ha generado al mismo tiempo innovaciones impactantes. En el caso de los jóvenes, hoy se inclinan por empresas más pequeñas y emprendedoras que las grandes multinacionales tradicionales.

Por eso que existen más incubadoras de negocios, más fondos para nuevas empresas y mejores contactos entre emprendedores y donde el corazón de la economía se halla en Tokio, donde una gran comunidad de inmigrantes facilita a los extranjeros establecer conexiones profesionales. Un dato importante: hoy se debe aprender el idioma japonés y las costumbres sociales del país que son claves para cualquier emprendedor foráneo.

3. Estados Unidos

El “sueño americano” sigue definiendo a este país, especialmente para aquellos que quieren constituir un negocio propio. A diferencia de muchas otras culturas, aquí el fracaso no está mal visto, sino que se considera una experiencia de aprendizaje. Por eso que se alienta a los empresarios a tomar riesgos y retar el status quo.

Esa cultura de emprendimiento también implica que hay muchos mentores que están felices de ayudar a quienes apenas comienzan a crear su negocio. Y aunque muchas empresas tecnológicas que se han vuelto exitosas recientemente tienen su sede en el Silicon Valley en California, Nueva York y otras ciudades que también tienen su buena cuota de startups.

Y si se trata de contratar empleados en un mercado tan competitivo como Silicon Valley puede ser difícil, en medio de gigantes tecnológicos que buscan quedarse con los mejores talentos, ofreciéndoles salarios altos y muchos beneficios. Así que a las empresas más pequeñas les toca vender la idea que logran un gran impacto y que tienen el potencial de lograr un cambio.

4. Reino Unido

Aunque el Brexit, que señala la salida del Reino Unido de la Unión Europea, ha creado cierta incertidumbre sobre el futuro de la relación comercial entre Gran Bretaña y Europa, lo cierto es que muchos empresarios aún creen que es un gran lugar para comenzar un negocio, gracias a sus pocas barreras de entrada y una fuerte comunidad de negocios y talentos.

David Murphy, quien creó la fábrica de relojes Oliver Coen, el año pasado en Londres, señala que registró su negocio con US$16 (que puede costar hasta más de US$500 en algunos estados de EE.UU.) para luego abrir una cuenta bancaria en línea en minutos.

En este sentido, el gobierno también pone a disposición numerosos recursos en internet, como préstamos iniciales y plantillas gratuitas para hacer planes de negocios respaldados por el gobierno. A su vez, la declaración de impuestos comerciales puede ser rápida y fácil.

Por eso que en Reino Unido es fácil encontrar financiamiento, atrayendo más de US$5,500 millones en inversiones, la mayor cantidad de capital de riesgo de todos los países europeos el año pasado.

5. Suiza

Suiza ha invertido mucho en investigación y desarrollo para hacer crecer su economía, lo que le ha dado buenos resultados, y actualmente el país es líder internacional en banca y finanzas.

Suiza tradicionalmente ha tenido un sector financiero robusto, con una oportuna regulación gubernamental, sumado a una cultura interesante porque estos valores tradicionales, integrados en el sector financiero suizo durante décadas, son fácilmente transferibles a los emprendedores en sus respectivos campos de interés.

Últimamente, esa experiencia se ha puesto a funcionar de una nueva manera, ya que el país se ha convertido en un centro de criptomonedas y startups centradas en el blockchain. Tenemos el caso de la ciudad de Zug, que se ha ganado el apodo de “Crypto Valley” por las nuevas empresas de criptomonedas que surgen en el área.

Además de tasas impositivas favorables a las empresas, las startups suizas también se benefician de su ubicación central dentro de Europa, lo que facilita el comercio y la búsqueda de talento. Y aunque el costo de vida aquí al principio es duro para los recién llegados, los emprendedores experimentados aseguran que los beneficios de ser parte de su economía superan los costos.

Vía: bbc.com

Sobre Pedro O 28482 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Artículos Relacionados