Emprender ¿qué tan difícil es?

Muchas personas tienden a creer que el emprender es muy complicado pero realmente esto solo es un mito, solo hay que tener la determinación de hacerlo, pero ahora bien ¿qué tan difícil es emprender?

Ver artículo completo

Emprender es un término que seguramente has escuchado en los últimos años y es que pareciera ser que es algo que ha vuelto de moda, pero no es así, solo que más personas han decidido empoderarse de sus propias vidas y de su economía, Pero ahora bien, muchas personas han querido cambiar sus vidas, emprender para ser sus propios jefes, sin embargo, el temor los vence al creer que esto será muy difícil pero ¿qué tan difícil es emprender? Aquí lo sabremos.

1.     Lo más difícil… ¡Tomar la decisión!

Muchas personas a diario seguramente se han hecho esta pregunta… ¿qué tan difícil es emprender?  Y parece mentira, pero lo más difícil en todo este proceso es sin duda tomar la decisión y tener la determinación de ¡emprender!

Sí, seguramente a muchos se les pasa por la cabeza la idea de ¿y si monto mi propio negocio?  Pero así como llega la idea, así se va. Por otra parte, el mantener el entusiasmo y la determinación de realmente empoderarse de nuestra vida financiera se esfuma por las miles de excusas que colocamos solo para creer que no somos capaces de llegar a cabo un proyecto de esta magnitud. Prefieren quedarse con la idea que trabajar para otro es mejor.

Emprender no es para cobardes.

2.     Ser paciente

Claramente, cuando muchos deciden emprender lo hacen por tema de empoderamiento y de estabilidad económica, pero es un error creer que los resultados serán de inmediato y que conseguiremos con ellos en los primeros meses o años ganancias millonarias y no es así.

El ser paciente es una de las cualidades que no todo emprendedor posee y que no todos están dispuestos a obtener. Ocurre con muchos  que, inician, no ven las ganancias que deseaban, se desesperan, creen que esto no resultará y se rinden.

Si no estás dispuesto a invertir tiempo en el crecimiento de tu propia empresa, mejor ni comiences.

3.     Quitar de tu entorno las personas tóxicas

Seguramente esto no te lo esperabas, pero sí. El decidir comenzar con un nuevo proyecto significa también de alejarnos de todo aquello que interfiera con la determinación de triunfar.

Muchas personas se dejan influenciar por el pesimismo de otras que nunca han intentado triunfar en la vida. ¿Para qué haces eso? Solo estás perdiendo el tiempo, será una de las frases que escucharás continuamente, lo mejor será que te alejes de todas las personas que no influyen positivamente en que alcances el éxito.

Escucha lo negativo y transfórmalo en positivo.

Quizás esperaba encontrar con algo relacionado con el tema económico, pero no, realmente lo más difícil de emprender es tomar la decisión de hacerlo y tener la determinación  de seguir adelante con esto. El dinero es un factor que solo será tu percepción si lo ves como un obstáculo o no.

Artículos Relacionados