El secreto una de las familias más poderosas de Perú: Los Brescia

La reciente partida de uno de los mayores emprendedores del país, Mario Brescia, ha dejado un hueco enorme en medio del grupo Breca, antes grupo Brescia. Han sido varias décadas de construcción para que el grupo Breca sea lo que actualmente es: uno de los tres principales grupos de inversión

Ver artículo completo

grupo breca

La reciente partida de uno de los mayores emprendedores del país, Mario Brescia, ha dejado un hueco enorme en medio del grupo Breca, antes grupo Brescia. Han sido varias décadas de construcción para que el grupo Breca sea lo que actualmente es: uno de los tres principales grupos de inversión del Perú.

Mario, junto a Pedro, Ana María y Rosa, trabajaron juntos para hacer crecer al grupo desde aquellos comienzos tan inciertos como productores agrícolas en la aún pequeña Lima. Luego, todo fue dándose paso a paso. Y Mario, siempre se distinguió por su carácter de líder innato y por ser, tal vez, el que era el más visible de los hermanos Brescia Caferatta.

Sin abandonar la producción agrícola, los Brescia – allá por los años ’50 – optaron por el floreciente sector pesquero. Fueron años complicados, pues la Junta Militar de las Fuerzas Armadas, al poco tiempo, tomó el poder en el país. Comenzaron las expropiaciones, y de esta forma los Brescia vieron disminuidos sus terrenos de cultivo y, como si esto no fuera suficiente, perdieron el control de la empresa pesquera.

Pero, los ánimos no cayeron, y a finales de los 70, los Brescia deciden su destino gracias a un golpe maestro: la adquisición de Minsur a la corporación internacional W.R. Grace. Esta empresa contaba con un yacimiento de cobre y más tarde, también tuvieron el control de una mina de estaño, uno de los minerales más escasos en el mundo.

La suerte y la perseverancia jugaron a favor de los Brescia. Adquirir Minsur no fue nada fácil. La suerte los ayudó en el sentido que el gobierno de Velasco insistía en la expropiación de Minsur. La W.R. Grace estaba advertida. Pero la perseverancia estuvo en manos de Pedro, el mayor de los hermanos, quien viajó a los Estados Unidos a conversar con Peter Grace, dueño de W.R. Grace, sobre la posibilidad de venta de Minsur. El acuerdo se logró e inició el camino de crecimiento del grupo Brescia.

Muchos años han pasado y las inversiones han sido varias. Adquisiciones como la de Sipesa, la cementera Lafarge, el Banco Continental y Rímac Seguros son solo unas cuantas muestras del potencial inversor de los Brescia Caferatta. El 2010 se dio el cambio de denominación: pasaron de ser Brescia a ser los Breca. Sin embargo, don Mario apenas tuvo menos de tres años para ver el crecimiento de la nueva corporación. Toda una vida de sueños y retos que se convierten en realidad.

Vía: Portafolio económico – El Comercio

Artículos Relacionados