¿Sabes qué es y para qué sirve un albarán? Aquí te explicamos

Albarán es el documento mercantil que acredita la entrega de un pedido. Al momento de ser entregado, la persona que lo recibe debe firmarlo para que exista constancia de que recibió la compra de manera correcta.

Ver artículo completo

El albarán también es conocido como nota de remisión o nota de entrega, y es un documento mercantil que da constancia de la entrega de algún producto o servicio. Este documento tiene como función principal demostrar la existencia de una transacción, dejando saber el momento y la manera en que se llevó a cabo.

  • Tipos de albaranes

Existen dos tipo de albarán: valorado y sin valorar.

El valorado debe llevar los datos reglamentarios y se debe añadir el valor de cada uno de los productos que contiene la compra y el importe total.

En el no valorado, como este comúnmente va acompañado de la factura, sólo tiene datos sobre la descripción del producto y no posee ningún dato acerca de los precios de los productos.

  • Partes del albarán

Lugar y fecha de emisión del albarán.

Código o número del documento.

Datos del comprador y del vendedor.

Lugar y fecha de entrega.

Firma y sello del receptor.

Descripción del producto.

  • Para qué se utiliza un albarán

El albarán funciona como constancia de la entrega de bienes dentro de un acto de compra y venta. No es de uso obligatorio pero si en recomendable utilizarlo.

Lo normal es que el comprador se quede con el albarán original y el vendedor con una copia firmada por el comprador al momento de la entrega.

Este también es un documento relevante para las empresas de transporte y repartidoras ya que, al conseguir la firma del receptor, queda ya al margen de posibles incidencias detectadas más adelante a cualquier reclamo.

Hay que considerar también que aunque el albarán no sea un documento obligatorio no quiere decir que carezca de implicaciones legales.

“Para que un albarán sirva como garantía y justificante de que la mercancía ha sido entregada correctamente y en buen estado es necesario que la nota de entrega incluya la firma del destinatario y se envíe una copia de la misma al vendedor.

Si la mercancía llegara a su destinatario en mal estado y no existiera albarán alguno el comprador pierde el derecho a reclamar alegando vicio o defecto de cantidad o calidad.

En caso contrario, con el albarán en orden, el comprador tiene hasta 30 días para reclamar si se trata de daños no ocasionados por el transporte”.

Fuente: emprendedores.es

Artículos Relacionados