4 consejos para reducir el riesgo de emprender

1

Riesgos empresarialesTres son los principales temores que pueden obstaculizar tus planes de iniciar un negocio. Sin importar el tamaño de tu proyecto, seguramente tarde o temprano te enfrentarás a alguno de ellos:

 

– Temor a perder el dinero o capital con el que dispones.

– Temor a que el negocio no funcione

– Temor al fracaso

Debes tener claro que emprender implica tomar en cuenta una variedad de factores para lograr que ese sueño se convierta en un negocio exitoso:

1. Reconoce el riesgo como algo natural. El primer gran paso para reducir estos temores es reconocer que el riesgo en todo negocio es siempre inevitable y por tanto algo natural. El preparar planes de contingencia te permitirá manejar el estrés y lograr tus objetivos.

2. Dedica suficiente tiempo para planificar. Planificar no es otra cosa que poner en lápiz y papel todos aquellos aspectos estratégicos relacionados con el negocio. Podemos decir que la planificación responde con detalle a preguntas como: ¿Qué quiero hacer? ¿Cómo lo voy a hacer? ¿Quiénes harán qué? ¿Cuándo lo haremos? ¿Dónde? ¿De dónde saldrá la inversión? ¿Quién es mi competencia?, etc. 

Entre más preguntas te plantees y mejor las respondas, podrás encontrar claridad en tus ideas y definir en este punto (en el papel) si hay que detenerse y esperar un poco más para dar marcha al proyecto.

3. Elabora un presupuesto y respétalo. Nada es tan efectivo para desvanecer el temor a perder tu dinero como la elaboración de un presupuesto. De hecho, deben ser dos planteamientos. El primero tiene que ver con la inversión inicial y el segundo con tus gastos mensuales fijos y variables.

El presupuesto de inversión inicial te permitirá determinar si cuentas con los fondos necesarios para dar el paso de abrir tu empresa en este momento o si es conveniente esperar para hacerlo con mayor respaldo y capacidad. El segundo, te proteje de no gastar innecesariamente y de mantener una política sana de operación en tu negocio. 

4. Trabaja Incansablemente.Para que una empresa crezca y se expanda se necesita más que solamente dar órdenes. Se necesita compromiso, mucho trabajo, dedicación, creatividad, liderazgo y disciplina. Es un trabajo consistente y diario.

Fuente: 1000 ideas de negocio


Artículos Relacionados