Conoce los tipos de inversiones al formar un consorcio

Cuando existe un consorcio en el cual hay empresas participantes, se debe elegir el tipo de inversión a realizar.

Hay que saber que el Contrato de Consorcio es el acto con el cual dos o más personas se asocian para participar en forma activa y directa en un determinado negocio o empresa con el propósito de obtener un beneficio económico, manteniendo cada una su propia autonomía.


Entonces, corresponde a cada miembro del consorcio realizar las actividades propias del consorcio que se le encargan y aquéllas a que se ha comprometido. Al hacerlo, debe coordinar con los otros miembros del consorcio conforme a los procedimientos y mecanismos previstos en el contrato.

Tipos de inversión al conformar un consorcio

Precisamente, una de las grandes inquietudes cuando existe un consorcio con empresas participantes, es que los representantes no saben qué tipo de inversión elegir.

En este sentido, hay que saber que existen tres tipos: cuando existe un control, cuando hay un control conjunto y cuando existe influencia significativa. Para entenderlos mejor, veamos sus características de cada uno de ellos.

1. Inversión por control: el inversionista tiene derecho a rendimientos variables procedentes de su implicación en el consorcio y tiene la capacidad de influir en esos rendimientos a través de su poder sobre este. Aquí el “control” se refiere a una empresa subsidiaria; es decir, una entidad que está controlada por otra entidad. Este tipo de empresa está obligada a emitir estados financieros de forma consolidada.

2. Inversión por influencia significativa: aquí el inversionista tiene el poder de intervenir en las decisiones de políticas financieras y de operación del consorcio sin llegar a tener el control ni el control conjunto. Las empresas con inversión por influencia significativa son también llamadas empresas asociadas y obligadas a emitir estados financieros basados en el método de la participación.

3. Inversión de control conjunto: es cuando el inversionista comparte el control, contractualmente decidido con los demás inversores, sobre las actividades relevantes del consorcio. Aquí las decisiones que se tomen deben ser unánimes. Las empresas también están obligadas a emitir estados financieros basados en el método de la participación.

Así que tomando en cuenta estos tres tipos, las empresas podrán tener un panorama más claro y poder identificar qué tipo de inversión es la mejor opción cuando se desea constituir un consorcio.

Vía: estudiocontablevmc.pe


Artículos Relacionados


Sobre Fernando G 153 Artículos
Escritor y Comunicador, escribe en Pymex desde el 2016. Le gustan los temas políticos y de emprendimiento de pymes.