10 cosas que no debes ignorar al invertir en bienes raíces

Muchas personas tienen el dinero para invertir, pero no saben en qué; así que de lo único que están seguros es que la inversión que se haga debe ser rentable.

Entonces, ¿por qué no invertir en bienes raíces? Consiste en comprar inmuebles tales como departamentos, casas, oficinas, locales comerciales, terrenos con el fin de venderlos (a un precio mayor al comprado) o alquilarlos (para obtener una renta).

Por eso que en los últimos años invertir en bienes raíces o inmuebles es una alternativa de inversión rentable que, según los expertos, es una inversión de bajo riesgo, segura, y rentable.

Pero hay…

Ver artículo completo

Muchas personas tienen el dinero para invertir, pero no saben en qué; así que de lo único que están seguros es que la inversión que se haga debe ser rentable. Entonces, ¿por qué no invertir en bienes raíces?

Consiste en comprar inmuebles tales como departamentos, casas, oficinas, locales comerciales, terrenos con el fin de venderlos (a un precio mayor al comprado) o alquilarlos (para obtener una renta).

Por eso que en los últimos años invertir en bienes raíces o inmuebles es una alternativa de inversión rentable que, según los expertos, es una inversión de bajo riesgo, segura, y rentable. Pero hay que asesorarse primero por un especialista en bienes raíces para tener en cuenta ciertos puntos para no poner en riesgo la inversión.

1. Analizar bien la propiedad

Es hacerlo con la propiedad que se piensa comprar y la inversión total que significará. Así que al tener en cuenta los factores riesgo/beneficio tales como la ubicación, el estado del inmueble, el precio, la necesidad de reparaciones o remodelaciones, el mantenimiento, los impuestos a pagar, el crédito necesario para comprar el inmueble y, sobre todo, la posibilidad que el inmueble pueda revenderse o pueda ser rentado a un precio que justifique la inversión.

2. Pensar en inversión a largo plazo

Una regla básica: no se debe vender antes de tiempo. Las inversiones en bienes raíces son, en su mayoría, a largo plazo y en algunas ocasiones a mediano plazo. Es por ello a tener en cuenta que la inversión y las ganancias que se pudieran obtener serán a largo plazo, no menor a 3 años. Y recordar que casi siempre la plusvalía de un inmueble está sujeta al tiempo y al mercado inmobiliario.

3. Calcular la rentabilidad del inmueble antes de invertir

Para encontrar la mejor opción de inversión, además de la rentabilidad, se recomienda también tomar en cuenta otros factores como el riesgo.

A saber:

– La fórmula para hallar la rentabilidad de una inversión es: Rentabilidad = (Ganancia / Inversión) x 100

– Y para calcular la rentabilidad de un inmueble se debe tomar en cuenta la inversión del inmueble y la ganancia que ha generado, la cual estará dada por la diferencia entre el precio de venta y la inversión (ganancia de capital) o, en caso de rentarlo, por la diferencia entre los ingresos por renta y los gastos (flujo de efectivo).

Por ejemplo, si se gastó US$30 000 en un inmueble y luego se vende a US$40 000, la rentabilidad del inmueble habrá sido de: 40,000 – 30,000 / 30000) x 100 = 33.3%.

O, por ejemplo, si un inmueble tuvo una inversión de US$30 000, los ingresos por renta en un año fueron de US$12 000, y los gastos en el mismo periodo de tiempo fueron de US$10 000, la rentabilidad del inmueble habrá sido de: (12000 – 10000 / 30000) x 100 = 6.7%.

La inversión inmobiliaria como toda inversión tiene un porcentaje de riesgo y cabe la posibilidad que el inmueble sufra una desvalorización. Pero se puede prever de alguna forma estos factores de riesgo y vender la propiedad antes de lo previsto para evitar riesgos futuros. Un beneficio ideal es obtener hasta un 30% más de lo que se paga en 3 años de inversión.

4. Diversificar la inversión

También es importante no invertir todo en el mismo mercado. Para alguien que invierte en bienes raíces, la recomendación es invertir en diversificación que puede darse comprando casas más baratas para luego rentarlas, en lugar de una sola más cara.

5. La preventa es la clave

Se deben buscar proyectos en precios de preventa que asegura tener más rentabilidad a la hora de la venta a largo plazo.

6. Asegurarse que los papeles del inmueble estén en orden

Hay que exigir un certificado de libertad de gravámenes, para que se pueda tomar posesión efectiva del inmueble. Buscar también el apoyo de un abogado o un notario para la transacción y contar con los títulos de propiedad y licencias de uso del suelo. Una recomendación es conseguir también los planos del inmueble y que se especifiquen los límites de la propiedad en las escrituras.

7. Si se va alquilar

Asegurarse que existan garantías, que el aval sea honorable y buscar todas las referencias que se pueda del inquilino.

8. Cuando está en construcción

Si se va a invertir en algo que está en construcción, asegurarse que la constructora tenga fianzas, para que garanticen que se termine la obra. También conseguir la copia de la licencia de construcción y los permisos de descarga de aguas residuales.

9. Cuidado con las zonas sin plusvalía

En un lugar donde hay mucha oferta, pero el precio no crece, se deben a varios factores que pueden limitar el aumento en el valor entre ellos; como la construcción de ejes viales y la falta de planeación para hacer frente a la carga de tránsito vehicular.

10. Analizar siempre el mercado

Antes de comprar o prestar dinero a un desarrollador, hay que buscar indicadores del mercado. Puede suceder que los alquileres hayan subido en los últimos años, pero hay que saber cuánto potencial existe. Si los alquileres están altos pero hay muy pocos locales comerciales, oficinas o viviendas vacíos, es una muestra que aún se puede crecer.

Vía: elpino.com.pe

Articulos Relacionados