¿Cuánto dinero destinas al ahorro o inversión?


¿Sueles tener una respuesta negativa cuando te preguntan por tu capacidad de ahorro o inversión? Podría darse el caso, como ocurre a la mayoría, de que tus ingresos estén reservados exclusivamente para cubrir gastos.

Por eso comenzaremos repasando una cita del libro El Hombre Más Rico de Babilonia, autoría de•••

Ver artículo completo

¿Sueles tener una respuesta negativa cuando te preguntan por tu capacidad de ahorro o inversión? Podría darse el caso, como ocurre a la mayoría, de que tus ingresos estén reservados exclusivamente para cubrir gastos.

Por eso comenzaremos repasando una cita del libro El Hombre Más Rico de Babilonia, autoría de George S. Clason, en la cual se propone lo siguiente: “El oro acude fácilmente, en cantidades siempre más importantes, al hombre que reserva no menos de una décima parte de sus ganancias para crear un bien en previsión de su futuro y del de su familia”.

Vivir con el 90%

La enseñanza derivada en este fragmento es que nos acomodemos para gastar hasta el 90% de nuestros ingresos y no la totalidad. Esto puede ser complicado en principio, en especial cuando nuestro ritmo de gasto ya está modelado. Sin embargo, es importante establecer un ritmo de ahorro que, aunque simbólico, sea constante.

Por eso hay que apartar el 10%, para pagarnos primero a nosotros, por hacer posible que ese dinero llegue a nuestras manos.

Con un esfuerzo, podrás hacer que ese 10% se quede contigo. Según El Hombre más Rico de Babilonia, el ahorro es el primer paso hacia la riqueza. Si se logra dominar este arte, te encaminas a la libertad financiera. Estamos al tanto de que no basta ahorrar para hacer riqueza, pero sin ahorro nunca habrá dinero. Esto diferencia a los pobres (que gastan todo su dinero) con los ricos (que invierten su dinero).

Otras ideas desde Babilonia

1. Más ingresos, igualdad de gastos

Asegúrate que tus gastos sean absolutamente necesarios. Si de momento ganas más, no gastes más.

2. Multiplica el oro

Cada centavo ahorrado es un esclavo, que puede trabajar para ti en forma de inversión. Los frutos de las inversiones también pueden ser esclavos. Aplica esta estrategia, incluso si ahorras poco dinero.

3. Invierte con cuidado

No se trata de tomar riesgos porque sí, sino de seleccionar bien las oportunidades que te ofrecen un riesgo calculado.  

4. Proyecta ingresos a futuro

Piensa en tu retiro, en el momento en el cual ya no puedas o quieras trabajar más. Tu tranquilidad será directamente proporcional al flujo de dinero que manejes en ese momento.

5. Desarrolla habilidades

Es oportuno mantener tu constante evolución, en el ámbito profesional o de habilidades. En la medida de que evoluciones, tu trabajo podría ser mejor remunerado e incluso, puedes abrirte camino en otras áreas.

Articulos Relacionados

Sobre Pedro O 32364 Artículos
Editor en Pymex desde 2014