Una buena cafetera para la oficina

La opción más sencilla es la cafetera en la que simplemente echas el café molido, el agua, esperas unos minutos y pasa el café a una jarra de vidrio.

Salir de la versión móvil