Salud – es cuatro veces más barato y no necesita receta

Noticias relacionadas ¿Qué? Probablemente la pregunta más repetida de todos los que, por un motivo u otro, no gozamos de una capacidad auditiva plena.

En España, son muchos -cientos de miles- los que ven los audífonos como dispositivos más propios de abuelos que de gente joven, arrojándolos al terreno de la vergüenza y del estigma.

Y eso que actualmente existen audífonos con inteligencia artificial con diseños muy alejados de los tradicionales.

Si alguien consigue superar esa 'barrera' psicológica, queda otra igual de importante: la del precio.

Un aparato electrónico sanitario de este tipo necesita de una cadena de profesionales que lo…

Ver artículo completo

Noticias relacionadas

¿Qué? Probablemente la pregunta más repetida de todos los que, por un motivo u otro, no gozamos de una capacidad auditiva plena. En España, son muchos -cientos de miles- los que ven los audífonos como dispositivos más propios de abuelos que de gente joven, arrojándolos al terreno de la vergüenza y del estigma. Y eso que actualmente existen audífonos con inteligencia artificial con diseños muy alejados de los tradicionales.

Si alguien consigue superar esa ‘barrera’ psicológica, queda otra igual de importante: la del precio. Un aparato electrónico sanitario de este tipo necesita de una cadena de profesionales que lo ajusten a las necesidades del usuario al tiempo que se realiza un seguimiento más pormenorizado. Como nos podemos imaginar, todo esto aumenta de forma notable una factura final que puede ser de miles de euros.

Justo esto último es lo que motivó a Miguel Vicente a crear Audiben hace 3 años. Una compañía con sede en Alicante que elimina intermediarios para poder dar el mejor dispositivo a un precio más competitivo.

‘Audífonos’ baratos

“La idea de Audiben la cogí del extranjero. Este tipo de modelo de aparato en España no está tan asentado”, nos apunta Miguel Vicente. Por ejemplo, según nos detalla, en Francia los amplificadores (como técnicamente se llaman a estos dispositivos) están cubiertos por la seguridad social.

Audifonos

Audiben

Omicrono

La tecnología entre el amplificador de Audiben y los audífonos tradicionales “es comparable”. La principal diferencia es que los amplificadores de la empresa alicantina están pensados para que el usuario lo utilice directamente y se lo ajuste acorde a sus necesidades. Sin intervención de un audioprotesista.

“Para los audífonos, el usuario debe pasar por un centro auditivo”. Donde el modelo de distribución, según Miguel Vicente, encarece sustancialmente el precio. Audiben funciona más como una tienda de teléfonos móviles, donde no hay una supervisión sanitaria directa al usuario sino que es él mismo el que se ajusta los parámetros.

“Nosotros pedimos directamente a fábrica [situada en Asia] y nos encargamos directamente de la distribución al usuario final”, comenta Miguel Vicente. La última apuesta de la compañía española es el Gold Recargable, un amplificador con baterías recargables por 399 euros la pareja.

El Gold Recargable es un dispositivo que ofrece una audición binaular, pensado para usuarios que pérdidas auditivas bilaterales. La tecnología que emplea permite un campo de audición de 360 grados cuando se usan ambos dispositivos y hasta 20 horas de uso continuado. Con solo 2 horas para que se cargue completamente.

Amplificadores de Audiben

Audiben

Omicrono

Una vez el usuario tenga el producto, puede programarlo y adaptárselo él mismo. Este es uno de los puntos más importantes en los que insiste Vicente. “Los usuarios ahorran tiempo y dinero en desplazamientos al centro auditivo para realizar ajustes y calibraciones”, según un comunicado de la compañía. Tan solo tienen que entrar en la página web y comprarlo con cualquier tarjeta de crédito.

Miguel Vicente también nos indica que están trabajando en el desarrollo de una aplicación para teléfonos inteligentes. Desde ahí, los usuarios serán capaces de gestionar todo lo que rodea al amplificador además de poder realizar ajustes. Será mediante Bluetooth y, según Audiben, se lanzará en los próximos meses.

Amplificador vs Audífono

Los 399 euros de los amplificadores de Audiben contrastan con la horquilla de los 1.000 a 3.000 euros que pueden costar los audífonos tradicionales. Desde un punto de vista sanitario no son lo mismo. Al menos no para la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), la máxima responsable de examinar cualquier producto con fines sanitarios en España, dependiente del Ministerio de Sanidad.

“Un amplificador de sonido es un dispositivo electrónico destinado a amplificar el sonido ambiental para personas sin deficiencias auditivas”, según recoge la AEMPS en un folleto informativo. Es por ello por lo que se someten a unos procedimientos de evaluación diferentes respecto a los audífonos.

Los amplificadores están “destinados a personas con audición normal, para acentuar sonidos en ciertas situaciones”, señalan desde la AEMPS. “Al no compensar deficiencias auditivas, el amplificador no es un producto sanitario. Está sujeto a la normativa de aparatos electrónicos”. Esto permite la venta por Internet, como el caso de Audiben, algo prohibido para los audífonos tradicionales.

Audífono tradicional

@mark0polo en Unsplash

Omicrono

“En Francia este tipo de aparatos es un éxito, al igual que en Estados Unidos. En ambos lugares han conseguido eliminar la diferencia entre audífonos y amplificadores de sonido”, nos comenta Miguel Vicente.

Y es que, uno de los requisitos indispensables para poder trabajar con audífonos, según la AEMPS, es que sean adaptados de forma individualizada por un profesional especializado. Un proceso que Audiben se salta para conseguir abaratar costes.

Algo muy similar ocurre con la prescripción médica obligatoria para usar audífonos o la necesidad de venderlos exclusivamente en establecimientos de audioprótesis autorizados por las autoridades sanitarias de las comunidades autónomas. De nuevo, algo que desde Audiben no contemplan.

También te puede interesar…

Fuente: www.elespanol.com

Articulos Relacionados